fbpx

Vaticano está “muy preocupado” porque Israel gobernara sobre Judea y Samaria.

אירוע העלייה המרכזי של הסוכנות היהודית בנתב"ג "טיסת המאה" מצרפת עליה 100 עולים. במעמד שר הקליטה יואב גלנט, יו"ר הסוכנות יצחק הרצוג, והראשון לציון יצחק יוסף. קבלת פנים למרגלות המטוס בטרמינל

Vaticano está  “muy preocupado” porque Israel gobernara sobre Judea y Samaria.

El Vaticano manifestó su “preocupación” por las posibles acciones de Israel para extender su soberanía a partes de Judea y Samaria (Cisjordania).

El secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, así se lo expresó en una reunión a los embajadores de Estados Unidos y de Israel ante la Santa Sede, Callista Gingrich y Oren David, respectivamente, informó el Vaticano en un comunicado.

Parolin exteriorizó la “preocupación” de la Santa Sede con respecto a “posibles acciones unilaterales” que podrían poner enpeligro aún más la búsqueda de paz entre israelíes y palestinos, como así también la delicada situación en el Oriente Medio, indicó el Vaticano.

“La Santa Sede reitera que el Estado de Israel y el Estado de Palestina tienen derecho a existir y vivir en paz y seguridad, dentro de fronteras reconocidas internacionalmente” tal como ya hizo en sendas declaraciones el 20 de noviembre de 2019 y el 20 de mayo de 2020, agrega la nota.

Según el acuerdo de coalición que dio origen al actual gobierno, el primer ministro, Benjamín Netanyahu puede, a partir del primero de julio pasado, elevar a votación en el Gabinete o en la Knéset (Parlamento) su plan para extender la soberanía israelí al 30 por ciento de la disputada Cisjordania. Sin embargo, aún no se ha alcanzado un acuerdo con Washington sobre las modalidades del plan, elaborado en base a  la propuesta de paz del presidente de Estados Unidos, Doonald Trump.

El Vaticano hizo “un llamamiento a las partes para que intenten reabrir la vía de la negociación directa, sobre la base de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas”.

Netanyahu había anunciado la fecha del primero de julio para iniciar con  partes de Judea y Samaria , pero el día transcurrió sin avances y sin que hiciera alusión alguna ni aclarara los pormenores del plan que sigue debatiendo con EEUU.

El martes, Netanyahu se reunió con el embajador de EE.UU., David Friedman, y el enviado especial de la Casa Blanca para el Oriente Medio, Avi Berkowitz. “Hablé con el enviado estadounidense Avi Berkowitz y el embajador David Friedman sobre la cuestión de la soberanía. Es un asunto sobre el que estamos trabajando y sobre el que seguiremos trabajando en los próximos días”, explicó el primer ministro.

Previamente, Netanyahu sugirió a los miembros del Likud que la extensión de la soberanía a parte de Judea y Samaria no sería implementada el 1 de julio, argumentando que se trata de una medida compleja que requiere numerosas consideraciones de índole política y de seguridad.

Aurora y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *