Un joven árabe se convirtió al Dios de Israel: “gracias a Dios, todo cambió. Hoy estoy a favor de Israel”

 

Yusuf Al-Muhana, un joven árabe musulmán de Kuwait que odiaba a Israel, hoy se identifica a sí mismo como judío, sionista, e incluso con un nuevo nombre en hebreo: Naftali Ben Yehuda.

Al Muhana nació dentro de una familia musulmana en Kuwait, un pequeño país del golfo Pérsico, y, como muchos de sus connacionales, desde pequeño se le enseñó a odiar al Estado de Israel.

El cambio que llevó a revolucionarlo completamente ocurrió hace alrededor de cinco años, según contó a la cadena pública israelí Kan, con quien el joven se puso en contacto y que dio a conocer su caso el domingo.

Durante una plática con un amigo catarí suyo, Al-Muhana criticó a Catar por permitir que la política israelí Tzipi Livni visitara el país, porque, aseveró, Livni, como ministra de Asuntos Exteriores de Israel, visitó Catar en 2007 y 2008.

Su amigo rechazó el argumento de Al-Muhana y le pidió que le diera una única razón de por qué odiaba a Israel. Fue así que se emprendió en una búsqueda personal para tratar de dar una respuesta.

“Busqué una razón y al final no tenía una sola razón para estar en contra de Israel, sino al contrario, tenía muchas razones para estar a su favor”, dijo.

“Yo estaba en contra de Israel y los judíos, pero, gracias a Dios, hoy todo ya cambió. Hoy estoy a favor de Israel porque Israel es un gran país, hay democracia, hay libertad”, manifestó.

Al Muhana llegó al punto de llamarse a sí mismo por otro nombre, porque considera que se trata de “una nueva persona” tras haber nacido como árabe musulmán. Así, hoy dice llamarse Naftali Ben Yehuda.

Al Muhana, que en Kuwait llevaba en secreto su vida judía y fuera de su casa parecía cualquier connacional suyo musulmán común, remarcó su identidad judía y su defensa de Israel como un país al que tiene en mente inmigrar, para tener una vida plena dentro dentro de su fe judía y su firme ideología sionista.

“Creo que yo soy judío, no menos que cualquier otro judío. Piensan que soy musulmán, pero no es cierto. Y no me avergüenzo. Si alguien me preguntara, ‘¿Qué eres?’, les respondería: ‘yo soy judío’”, comentó a la cadena.

“Soy religioso-nacionalista, esto quiere decir que amo a Israel por la religión y por la nación. Creo que Israel es un país donde hay justicia, la única democracia en el Medio Oriente”, aseguró.

“Me siento como un total extranjero, me siento como se sintieron los judíos en el exilio. Todos los días oro a Dios para irme a Israel”, agregó.

En uno de los videos que Al Muhana grabó de sí mismo, en secreto en la casa de sus padres, se le ve colocándose Talit, Tefilin y pronunciando el rezo correspondiente. El Tefilin dijo haberlo comprado de Israel vía EE.UU. Luego de regresar de su trabajo a casa, dice leer un poco de la Torá.

En otro video incluso asegura, grabándose al lado de una miniatura del Domo de la Roca y de la mezquita de Al-Aqsa en el Monte del Templo, que estas edificaciones son “tonterías”, y que “vamos a construir el Tercer Templo”.

El aprendizaje del hebreo, que habla con fluidez, lo aprendió con ayuda vía internet de un israelí llamado Dor Benayun, un estudiante israelí de Medicina en Italia.

Benayun contó a la cadena israelí que desde la primera clase, sin conocimientos estables previos del idioma, Al Muhana logró hablarlo con buena fluidez y pronunciación.

El estudiante israelí reconoció que era muy difícil para Al Muhana vivir su vida judía sin una comunidad en Kuwait, un punto en el que se ha solidarizado con él.

Su contacto con Kan fue con un fin en específico del que Al Muhana sostiene una esperanza: que su caso sea conocido en Israel y que el gobierno israelí le permita inmigrar al país y convertirse al judaísmo.

“Créanme. Yo me siento como un sionista. De verdad quiero regresar al país. Estoy esperando a que el Ministerio del Interior [de Israel] me invite, y me diga, ‘Bien, ven’”, expresó.

Recientemente Al Muhana se fue de su país con destino a Reino Unido para iniciar una nueva vida, con el fin de poder vivir sin tener que ocultar su fe y tratar de convertirse al judaísmo.

Al Muhana posee una cuenta de Twitter bajo la arroba de @naftali_benya, como su nombre judío, donde en su biografía aclara a los visitantes en hebreo: “Nací como un árabe musulmán, me quiero convertir al judaísmo (religioso nacionalista), huí de Kuwait y ahora estoy en Inglaterra”.

Luego de que su historia fue publicada en Israel, Al Muhana expresó un agradecimiento a través de un mensaje de Twitter.

“Gracias por el amor. ¡Por el momento estoy con la comunidad judía y estoy y salvo!”, escribió.

Su historia llegó ya este martes a la edición en árabe de la cadena inglesa BBC, donde, portando una Kipá en la cabeza, fue entrevistado para relatar su particular historia de vida.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

¡Recorre Israel con nosotros!

d

Comentarios