Trump: El toque final del shofar señala la renovación del vínculo espiritual con Dios

Trump: El toque final del shofar señala la renovación del vínculo espiritual con Dios

TRUMP ENVIÓ SUS BENDICIONES A LOS JUDÍOS POR IOM KIPUR

Iton Gadol

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió sus bendiciones al pueblo judío en nombre de él y de su esposa, Melania, antes del ayuno de Iom Kipur, el Día del Perdón.

«Melania y yo deseamos a todos los judíos un bendito Iom Kipur», expresó el mandatario estadounidense.

Luego agregó: “Iom Kipur es el día más sagrado en la fe judía y la culminación de los Altos Días Santos. A través de teshuvá, tefilá y tzedaká, los judíos en Iom Kipur se acercan a Dios para reunirse y buscar cercanía espiritual con nuestro Creador”.

“Al concluir los servicios del día, la gran toque final del shofar señala el final del Día de la Expiación y el fortalecimiento y la renovación del vínculo espiritual con Dios «, escribió Trump.

Además expresó: “En este día, mientras los judíos de todo el mundo se paran frente al arca abierta, frente a la sagrada Torá y piden el perdón de Dios, Melania y yo rezamos para que Él pueda sellarte en el Libro de la Vida para el próximo año y otorgarle a Su pueblo un año de dulzura y abundancia».

La Esencia del Día

Iom Kipur tiene un poder especial, ya que “se arrepienta uno o no se arrepienta, Iom Kipur expía.” Para citar a Rambam,  “La esencia del día expía.”

La expiación no es simplemente evitar el castigo, sino purificar el alma-”’kapara’ es una expresión de ‘restregar,’ sacar restregando el sucio del pecado.” La “esencia del día” logra dos cosas: cancelación del castigo y remoción de las “manchas” y la “suciedad.”

Iom Kipur tiene el poder de purificar (aún si presumiblemente esto requiere arrepentimiento) porque entonces se revela el vínculo entre la esencia del alma y la esencia de Di-s. Este vínculo no es creado por el servicio humano, sino que existe naturalmente: la esencia del alma es literalmente parte de Di-s, lo que “Cuelga de ti y se te une… el único pueblo que afirma Tu unicidad.” Al igual que este vínculo no es formado por el servicio humano, así también no es debilitada ni manchada por el pecado.

Claramente, entonces, cuando el vínculo entre Di-s y el pueblo judío se revela, todas las “manchas” son anuladas automáticamente, ya que en esos niveles manchados por el pecado, la expiación requiere arrepentimiento, lo que anula todo lo que se oponga a la unión con la Divinidad. La expiación de Iom Kipur, sin embargo, es lograda revelando el nivel del alma que el pecado no puede afectar ni dañar, para empezar.

(Likutei Sijot, vol. 4, p. 1149)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *