Trump autorizó abrir las casas de oración: “Estados Unidos necesita más rezos, no menos”

Trump autorizó abrir las casas de oración: “Estados Unidos  necesita más rezos, no menos”

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (C), pronuncia su discurso sobre el estado de la Unión en una sesión conjunta del Congreso de los Estados Unidos en la cámara de la Cámara del Capitolio de los Estados Unidos en Washington, DC, EE. UU., 04 de febrero de 2020

El presidente de EE.UU., Donald Trump, autorizó a las iglesias a reabrir sus puertas este fin de semana y amenazó con suspender la autoridad de los gobernadores si lo impiden, lo que legalmente no es factible porque la decisión corresponde a las entidades locales y estatales.

En una rueda de prensa este viernes, el mandatario anunció la designación de las iglesias, sinagogas y mezquitas como «lugares esenciales», por lo que a nivel federal pasan a ser considerados cruciales para EE.UU., una categoría en la que también han entrado hospitales o procesadoras de alimentos.

«Exhorto a los gobernadores a permitir a las iglesias y a los lugares de culto abrir, ¡ahora mismo!», dijo Trump.

El presidente, además, amenazó con suspender la autoridad de los gobernadores si no lo permiten y acabó su intervención diciendo: «EE.UU. necesita más rezos, no menos».

Trump no aclaró a qué poderes presidenciales se refería para anular el poder de los gobernadores y, preguntada por la prensa, la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, tampoco ofreció ningún detalle.

En realidad, legalmente, el Gobierno federal no tiene autoridad para anular las decisiones de los gobernadores; que son quienes tienen potestad para decidir si reanudan o no la actividad de una zona.

Lo que Trump sí puede hacer y ya ha hecho es respaldar las denuncias contra gobernadores que han interpuesto instituciones religiosas, que consideran que las restricciones violan su derecho a la libertad de culto recogido por la Constitución estadounidense.

En abril, el Departamento de Justicia ya apoyó judicialmente a un pastor de una iglesia de Misisipi que fue multado por violar una orden que prohibía servicios religiosos.

Además, los abogados de ese departamento escribieron en mayo una carta al gobernador de California, el demócrata Gavin Newsom, para quejarse de los plazos que había establecido para la reapertura de iglesias, más tarde que las escuelas, centros comerciales y restaurantes.

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *