Reportan una tercera muerte por coronavirus en Israel , el número de enfermos aumento a 1930

Un tercer israelí ha muerto de coronavirus. Se trata de un hombre de 87 años, que sufría de varias condiciones médicas preexistentes y falleció el martes en el Centro Médico Hadassah. Tras dos días de discusión en el Gabinete, trascendió a la prensa israelí que los ministros aprobarán las nuevas medidas propuestas por Netanyahu, entre las que se incluyen restricciones al ejercicio al aire libre, restaurantes y transporte público.

Un borrador de las nuevas restricciones fue publicado en los medios de comunicación de Israel. Entre las medidas, figura que las personas sólo podrán salir de sus casas a menos de 100 metros, las actividades de ocio sólo se permitirán a poca distancia y los eventos deportivos – incluso por cuenta propia – estarán prohibidos.

Las directrices existentes no cambiarán en lo que respecta a los viajes hacia y desde el trabajo, pero cualquier empresa podrá comprobar la temperatura de sus empleados antes de permitirles entrar en el edificio.

La posibilidad de comprar alimentos, medicinas u otros productos esenciales no se limitaría incluso después de que se apruebe la decisión, explicó la Oficina del Primer Ministro.

El Canal 12 informó que las penas que se están considerando para romper estas órdenes serían de hasta seis meses de prisión o multas de hasta 3.000 NIS.

La tercera víctima del virus llegó al hospital un día antes con problemas respiratorios. Según informaron desde Hadassah, se estado se deterioró rápidamente y murió a las pocas horas.

Poco antes, trascendió el nombre de la segunda víctima del coronavirus: Malka Kever, de 67 años, proveniente de Bat Yam. Murió en el Hospital Wolfson. Ella también tenía condiciones preexistentes.

Unos 1.656 israelíes han sido diagnosticados con el coronavirus hasta el martes por la mañana, según el Ministerio de Salud. De ellos, 31 estaban en estado grave, un aumento de tres personas desde el día anterior.

Las directrices del Ministerio de Salud hasta el momento han afectado duramente a la economía, empujando la tasa de desempleo de Israel al 19% a partir del martes. Hasta ahora, el Servicio de Empleo israelí dijo que unas 633.939 personas solicitaron cobrar seguros de desempleo en marzo, incluyendo 18.105 personas entre las 7 a.m. y las 4:30 p.m. del martes.

Según las estimaciones del Banco de Israel publicadas el martes, las medidas actuales para contener el nuevo coronavirus probablemente darán lugar a una tasa de desempleo de aproximadamente el 7% -un aumento de 150.000 personas- para finales de 2020. «Debemos ayudar a las personas cuya empresa o volumen de negocios se ha visto afectada, y deben seguir haciendo frente a sus gastos corrientes», dijo el gobernador del Banco de Israel, el profesor Amir Yaron. «También debemos ayudar a aquellos que han sido despedidos, o que han sido puestos en licencia no remunerada y sus ingresos se han visto afectados dramáticamente. Esto es lo que los gobiernos de todo el mundo están haciendo, y a gran escala», aseguró.

Iton Gadol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *