¿Por qué Moisés rompió las Tablas de la Ley?

¿Por qué Moisés rompió las Tablas de la Ley?

Uno de los eventos más misteriosos de la Torá es el momento en que Moisés rompe la Tablas de la Ley. Más interesante aún es el hecho que D-os mismo aceptará su acción como natural; Moisés jamás escucha una represalia, ni recibe castigo por romper las tablas. Es más, D-os acepta su acto como bueno.

¿Por qué? Las Tablas de la Ley representan lo más sagrado que ha habido en el planeta Tierra; fueron hechas por D-os mismo y gravadas por Su mano. ¿Por qué entonces destruirlas fue bueno? ¿Por qué D-os le otorga dicho poder a Moisés?

El Talmud no tiene una sola respuesta a estas preguntas. A través de él podemos ver muchas historias y reflexiones que hablan de este evento. Los siguientes fragmentos, son tan sólo una selección, de distintas perspectivas.

Midrash Rabá. Se rompieron naturalmente.

Cuando El Santo Bendito Sea dio a Moisés las Tablas, éstas eran capaces de cargargarse a sí mismas [como si no tuvieran peso]. Pero cuando Moisés descendió y se acercó al campamento, y vieron al becerro, las letras de las Tablas volaron y las Tablas se volvieron pesadas en las manos de Moisés. Como está dicho “Cuando la ira de Moisés hirvió, tuvo que soltar las Tablas de sus manos” (Éxodo 32:19)

Rashi. Moisés las rompe para salvar al pueblo judío.

Ello puede ser comparado con un rey que sale de viaje y deja a su prometida con las doncellas. Gracias al mal comportamiento de las doncellas, ella adquiere mala reputación. Su “chambelán” (el hombre encargado de defenderla) se levantó y rompió el contrato de matrimonio. Dijo “Si el rey decide matarla, le diré: ‘Ella no es aún tu esposa’.”

Meshej Jojmá. Moisés las rompe como una enseñanza

Cuando vieron que Moisés se retrasaba (al bajar de la montaña) perdieron su fe, y buscaron un dios extraño para usar como un conducto divino… y esa es la razón por la cual Moisés se enfadó: “¿Acaso piensan que yo importo? ¿Qué santidad existe más allá que D-os mismo? ¡Llegaron al extremo de hacer un becerro en mi ausencia! El Cielo lo prohíba, yo soy una persona como ustedes, y la Torá no recae sobre mí, incluso si yo no hubiera nacido la Torá permanecería igual.”

Enlace Judío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *