Nuevo robot israelí que vuela y corre podría ser utilizado para búsqueda y rescate personas

Te presentamos al nuevo robot volador de Israel

El innovador dron, desarrollado en la Universidad Ben-Gurion, podría ser utilizado búsquedas y rescate, agricultura, mantenimiento, cine y seguridad.

El robot Flying Star a punto de despegar. Foto cortesía del profesor David Zarrouk/Universidad Ben-Gurion

Flying Star (FSTAR) es el primer robot experimental que vuela como un típico cuadricóptero, conduce en terrenos difíciles y se contrae en espacios reducidos utilizando los mismos motores. Fue desarrollado por investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Néguev en Israel.

Días atrás, el robot fue presentado en la Conferencia Internacional IEEE sobre Robótica y Automatización de Montreal. El dispositivo fue creado por el profesor David Zarrouk, director del Laboratorio de Robótica Médica y Bioinspirada de la Universidad Ben-Gurion, y el estudiante de posgrado Nir Meiri.

El FSTAR puede volar sobre obstáculos o correr debajo de ellos. La expansión, que se ajusta desde una configuración plana a 55 grados, le permite al robot transformar su movimiento de un cuadricóptero volador a un vehículo similar a un automóvil.

También ajusta su ancho para arrastrarse o correr en superficies planas, trepar sobre grandes obstáculos y subir paredes muy separadas. O atravesar un túnel, tuberías o espacios estrechos.

El robot puede correr en el suelo a una velocidad de hasta 2,6 metros por segundo. Esa capacidad, combinada con un bajo consumo de energía, hace que sea ideal para una amplia gama de usos: «Planeamos desarrollar versiones más grandes y pequeñas para expandir esta familia de robots transformables para diferentes usos así como algoritmos que ayudarán a explotar la velocidad y el costo de transporte de estos robots múltiples», explicó Zarrouk.

Los posibles usos comerciales son: entregas de paquetes, búsqueda y rescate, agricultura, mantenimiento, limpieza, filmación, entretenimiento y seguridad.

La investigación de Zarrouk y Meiri fue apoyada, en parte, por los fondos Helmsley Charitable Trust –a través de la Iniciativa de Robótica Agrícola, Biológica y Cognitiva-, y Marcus Fundowment de la propia Universidad Ben-Gurion.​

Israel 21C

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *