Netanyahu: “quien sostiene un teléfono sostiene un parte (creada) en Israel”.



La innovación estrecha lazos entre Israel y China

Benjamin Netanyahu estrecha la mano del vicepresidente chino, Wang Qishan, ayer en Jerusalén. EL MUNDO

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, inaugura la Cumbre de Innovación de Israel con el vicepresidente chino como invitado de honor

Wang Qishan, ‘número dos’ de Pekín: “Netanyahu es un político veterano y un artista”

‘Silicon Wadi’: el modelo tecnológico israelí

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, inauguró el miércoles la ‘Cumbre de Innovación’ con un guiño claro hacia China: “Algo está ocurriendo en Israel para que el vicepresidente de una de las mayores economías del mundo esté hoy aquí”.

Durante el acto de apertura en Jerusalén, Netanyahu destacó la cooperación con el país asiático, con el vicepresidente chino Wang Qishan como invitado de honor, en la que es la primera visita de un alto cargo del país asiático a Israel en 18 años, apunta Efe.

El ‘número dos’ de Pekín, por su parte, recalcó los “estrechos lazos” que unen a ambos países y se deshizo en halagos hacia su anfitrión, de quien alabó con vehemencia su discurso inaugural. “Netanyahu es un político veterano y un artista”, aseguró.

“Israel es la nación de la innovación”, afirmó el ‘premier’ israelí, “cualquiera que sostiene un teléfono móvil sostiene un pedazo de Israel”. Como adelanto de la conferencia, que continúa este jueves en Tel Aviv como parte de los actos de celebración del 70 aniversario de la creación del Estado judío, el mandatario citó avances en áreas como la gestión sostenible del agua y la conducción inteligente. “Aún no hemos visto nada, esto no es más que el principio”, auguró, “las posibilidades son infinitas”.

Netanyahu también recordó que la inversión del pequeño país en I+D es “la más alta del mundo”, con un 5% de su producto interior bruto. “Aunque debo decir que nuestro PIB es mucho menor que el de China”, matizó.

“Ninguna nación puede resolver todos los obstáculos a la innovación por sí sola”, señaló por su parte Wang Qishan, “por eso la cooperación es crucial”. “Estrecharemos nuestros lazos”, aseguró el vicepresidente chino, en alusión a los acuerdos en ciencia y tecnología firmados con Israel, y tendió la mano a más posibles aliados: “Las puertas de China no se cerrarán, se abrirán más aún”, prometió. “Esperamos que otros países tengan un enfoque más abierto hacia China, nuestros brazos están abiertos”, concluyó.

El Mundo



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *