fbpx

“Mujer virtuosa”: es la canción que cantan los judíos a sus esposas en la noche de Shabat



Eshet Jail: Un canto para la mujer judía

¿Qué es el “Eshet Jail”?

Es un canto que está compuesto en forma de acróstico abecedario, que alaba a la mujer de manera completa, usando todas las letras del alfabeto hebreo.

Usualmente el marido le canta a su esposa para alabarla cada viernes en la noche, en orden de alabarla en frente de su familia y reiterando su importancia para la familia.

Aquí les dejamos la canción y su traducción, para que puedan disfrutar del canto con el significado que contiene. ¡Esperamos les guste!

Eshet Jail“¿Quién puede hallar una mujer virtuosa? Pues es más valiosa que las perlas.

El corazón de su esposo confía en ella y él no carecerá de fortuna.

Retribuye el bien [de su marido] mas nunca el daño [que él le haga], todos los días de su vida.

Busca con afán la lana y el lino, y sus manos trabajan de buena gana.

Es como los navíos mercantes y trae sus sutento desde parajes lejanos.

Se levanta cuando aún es de noche, y proporciona alimento a su hogar y una ración a sus mozas.

Vislumbra un prado y lo adquiere, con el fruto de sus manos ella planta una viña.

Con vigor se ciñe sus vestimentas y fortalece sus brazos.

Discierne cuando su actividad es ausiciosa, para que su lámpara no se extinga en la noche.

Extiende sus manos en la rueca, y sus palmas sostienen el huso.

Abre su mano al pobre y extiende su brazo al menesteroso.

No teme por su hogar a causa de la nieve, pues todos sus integrantes se visten con lana carmesí.

Hizo lujosos cubrecamas para sí, de lino y lana púrpura son sus ropas.

Su esposo se destaca en las asambleas, al sentarse junto a los sabios de la tierra.

Fabrica un manto para venderlo y entrega un cinturón al buhonero.

El poder y la magnificencia son su atavío, ella aguarda el último día con alegría.

Abre la boca con sabiduría, y una lección de benevolencia imparte su lengua.

Anticipa los cambios de su hogar, y no come del pan de la pereza.

Sus hijos se levantan y la honran; su marido [también,] y él la alaba:

‘Muchas hijas han acumulado logros, pero tú las superaste a todas’.

Falsa es la gracia y vana es la belleza, una mujer temerosa de Dios, ella es digna de alabanza.

Dadle a ella los frutos de su labor y que sus propios hechos la alaben en los portales”

Fuente: Chabad



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *