Los Códigos secretos de la Biblia Hebrea

A religious orthodox Jews pray at the western wall. Jerusalem, Israel.

Los Códigos secretos de la Biblia Hebrea

¿Cómo funcionan exactamente los Códigos de la Torá?

Pregunta

Asistí a un seminario sobre los Códigos de la Torá y me pareció muy convincente, lo cual despertó mi interés. ¿Cómo funcionan exactamente los códigos?

Respuesta del Rabino de Aish

De acuerdo con algunos investigadores, los códigos predicen nombres y lugares de eventos a lo largo de toda la historia humana: el Holocausto, Sadat, la aparición del SIDA. Los Códigos de la Torá no pueden brindar información que aún no tenemos. Lo que pueden hacer, en cambio, es mostrarnos que el autor de la Torá conocía cada pequeño detalle de la historia mundial, hasta la actualidad.

El concepto de “información codificada” y “texto oculto” en la Torá es una antigua tradición judía. Najmánides, Rokéaj, el Maharal, el Gaón de Vilna y otros se refieren en sus escritos a “información oculta en las letras de la Torá”.

La razón por la que los Códigos se volvieron más “populares” en nuestra época es porque los modernos métodos de estadística y las computadoras nos permitieron descubrir y evaluar estos códigos con mayor facilidad.

Antes de responder a tu pregunta, clarifiquemos brevemente la forma en que funcionan los Códigos de la Torá:

1) SLE (secuencias de letras equidistantes) son palabras cuyas letras aparecen en un texto salteando una cantidad igual de letras.

2) Toda palabra que aparezca varias veces en intervalos diferentes de letras, dentro de un mismo texto. Por ejemplo, la palabra hebrea martillo puede aparecer en un texto cada cuatro letras, cada 29 en otro, cada 245 en otro, etc. Una de esas ocurrencias será la SLE mínima (en este ejemplo, la SLE de 4).

3) En el texto hebreo de la Torá, la SLE mínima de palabras relacionadas (como “martillo” y “yunque”) aparecen codificadas muy cerca una a la otra.

4) Los experimentos objetivos se realizan sobre grandes pares de palabras para demostrar que este efecto (la proximidad de la SLE relacionada) ocurre en la Torá con una frecuencia mucho mayor que lo que se esperaría estadísticamente.

Hay una faceta de la Torá similar a la numerología (guematria), unas formas matemáticas/lingüísticas que el Talmud mismo utiliza para establecer ciertos aspectos de la ley judía. Un ejemplo de un código de SLE es mencionado explícitamente en un comentario de la Torá escrito por Rabeinu Bejaie en 1291 (Génesis 1:2).

El renombrado Rabino Moshé Cordovero fue el líder de la Corte Rabínica del siglo XVI en Tzfat, Israel. En Pardés rimonim, su comentario a la clásica obra cabalística Zóhar, él escribe que los secretos de la Torá están revelados de muchas formas en sus letras, incluyendo el “salteo de letras” (dilug otiot).

Durante el Holocausto, Rav Mijael Weismandel descubrió muchos códigos en la Torá, utilizando fichas de archivo y su increíble poder mental.

Sin embargo, aún nos quedan dos preguntas: ¿Acaso los Códigos tienen relevancia estadística? Si la tienen, ¿Dios los puso Dios allí a propósito? ¿Para qué?

Si bien la respuesta a la primera pregunta fue duramente debatida, muchos científicos prestigiosos concluyeron que sí la tienen. Después de años de investigación rigurosa, dos investigadores de Jerusalem (Doron Witzum y el profesor Eliahu Rips) produjeron el extraordinario Experimento de grandes rabinos. Ellos demostraron repetidamente un nivel de relevancia estadística por encima de lo esperado. A continuación, ellos analizaron otros textos seculares y teológicos, y realizaron millones de experimentos de control, pero el fenómeno persistió sólo en la Torá.

Para evitar toda acusación de manipulación, la tarea de decidir la forma de deletrear las palabras y construir la lista se le delegó a un experto no relacionado con la investigación, el Profesor Shlomo Zalman Havlin, director del Departamento de Estudios de Información y Bibliografía de la Universidad Bar Ilán.

Los resultados de su investigación fueron publicados en Statistical Science, una prestigiosa revista para expertos, en el año 1994. Desde entonces, el fenómeno de los Códigos fue reportado en las principales cadenas televisivas, en la revista Time y en el Wall Street Journal.

Harold Gans, un matemático especializado en criptografía con casi tres décadas de experiencia descifrando códigos para el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, en un principio fue muy escéptico respecto a los resultados y condujo un experimento independiente para verificar la integridad de la información. Él no sólo pudo validar la investigación sino que, utilizando su método, logró ampliar los resultados sumando los nombres de las ciudades de nacimiento y muerte de los rabinos de la lista. El análisis estadístico muestra que la presencia de esos nombres, fechas y ciudades no puede atribuirse racionalmente a una mera coincidencia, dado que la probabilidad de que algo así ocurra es increíblemente pequeña.

El Dr. Robert Haralick, profesor en Boeing de ingeniería eléctrica y experto en reconocimiento de patrones de la Universidad de Washington, también confirmó la relevancia estadística del experimento original de los Grandes Rabinos al rehacer el experimento utilizando una metodología completamente diferente.

Pese a la controversia, hay una gran aceptación rabínica de la investigación de los Códigos. En 1997, Rav Shlomo Fisher, un renombrado rabino de Jerusalem, emitió una declaración pública validando la investigación de los Códigos, certificando la integridad de los investigadores y alentando la presentación de la investigación a audiencias laicas.

Rav Shlomo Zalman Auerbach se reunió con los investigadores de los Códigos en muchas ocasiones, no sólo para dar su aprobación a los Códigos sino también para alentar su uso en la enseñanza del judaísmo al público secular.

Sin duda el debate sobre los Códigos continuará durante muchos años, probablemente hasta la llegada del Mesías. Mientras tanto, para obtener más información, puedes leer la obra de Doron Witzum, el investigador principal de los Códigos. Su primera obra en hebreo se titula Meimad Hanosaf (La dimensión extra).

Aish Latino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *