Líder evangélico ama tanto a Israel que se mudó a vivir a Tierra Santa para unir a evangélicos y judíos.

Prominente líder evangélico hace “aliá” desde Detroit y se convierte en el “primer obispo de Israel”

Agencia AJN.

Glenn Plummer dice que la misión clave es crear puentes entre los judíos israelíes y los negros estadounidenses, y apoyar a Israel “de manera muy tangible”.

El obispo Glenn Plummer, un prominente líder evangélico, ama tanto a Israel que decidió mudarse allí. Hace menos de un mes, él y su esposa Pauline empacaron todas sus posesiones y abordaron un avión después de haber vendido su casa en Detroit, Estados Unidos. “Lo vemos como que estamos haciendo aliá como no judíos”, dijo Plummer, en una conversación telefónica con Haaretz desde su nuevo hogar en Mevaseret Zion, un suburbio de Jerusalem.

Hace poco más de un año, Plummer fue nombrado Obispo de Israel por la Iglesia de Dios en Cristo, la mayor denominación pentecostal negra de los Estados Unidos. Es el primer miembro de la iglesia que ocupa este nuevo cargo. Con más de 5 millones de miembros en los Estados Unidos (y 8,8 millones en todo el mundo), la Iglesia de Dios en Cristo (COGIC) se encuentra entre las mayores iglesias negras de Norteamérica.

Plummer es el primer y único afroamericano que ha sido presidente y director ejecutivo de la National Religious Broadcasters, una organización que incluye más de 1.100 organizaciones de medios de comunicación cristianos. Además, es el fundador de varias estaciones de televisión evangélicas en los Estados Unidos.

Como no judíos, los Plummer no son elegibles para inmigrar a Israel bajo la Ley de Retorno. El obispo señaló, sin embargo, que no ven esto como un período temporal, sino más bien como un movimiento permanente.

“Cuando utilizo la palabra ‘aliá’, lo hago en un sentido más literal, ya que vemos este movimiento como ascendente”, explicó. “Esto no se trata de venir de visita. Tenemos un hogar aquí”.

Su misión clave, dijo Plummer, era crear puentes entre los judíos israelíes y los afroamericanos, principalmente de naturaleza comercial. “Es un momento perfecto para mostrar nuestro apoyo al pueblo judío, y a Israel en particular, y tenemos la intención de hacerlo de manera muy tangible”, dijo.

“Hay más de 40 millones de negros americanos, gastan más de 1.300 millones de dólares al año, por lo que somos un mercado medible, un grupo medible de personas, fácilmente identificables, y creemos que también podemos contribuir al avance de Israel”, señaló.

También planeó establecer un instituto educativo donde “los afroamericanos pudieran asistir a programas de estudio en el extranjero y aprender sobre Israel”.

La esposa de Plummer, ex-modelo a la que le gusta referirse como “la primera dama de Israel”, añadió que parte de su misión era corregir “cualquier tipo de malentendido” sobre Israel entre los negros americanos. “Dios bendice a los que bendicen a Israel”, dijo, citando las escrituras. “Queremos asegurarnos de que los negros americanos entiendan que la forma de bendecir a Israel es hablar bien de Israel”, dijo.

Su marido, que ha viajado frecuentemente a Israel en los últimos 20 años, es el primer clérigo cristiano que ostenta el título de “Obispo de Israel”. “Hay ‘Obispos de Jerusalén’ y ‘Obispos de Belén’, pero esta es la primera vez que alguien en cualquier denominación cristiana ha sido nombrado ‘Obispo de Israel’”, dijo. “Las razones por las que otros han sido cautelosos al usar el término ‘Israel’ es que lo ven como algo político. Nosotros no lo vemos. Lo vemos como una realidad.

Plummer dijo que los miembros de su iglesia ven muchos paralelismos entre las experiencias del pueblo judío y los negros americanos. “El Dios de Abraham, Isaac y Jacob los sacó de la de laesclavitud, curiosamente, de África”, dijo. “Los negros americanos tienen un patrón que es bastante similar, y por eso hay una historia de compañerismo entre nosotros”.

Conocido por estar bien conectado con los líderes republicanos, Plummer se postuló sin éxito para el Congreso hace 10 años con la candidatura demócrata. Como persona negra, dijo, ocasionalmente encuentra difícil apoyar las posiciones del liderazgo evangélico mayormente blanco en los Estados Unidos. “Uno de mis problemas con mis hermanos evangélicos blancos es que no condenan la supremacía blanca en general, y es problemático”, dijo.

Según el Centro de Investigación Pew, cerca del 14% de los negros americanos se identifican como evangélicos. La comunidad evangélica de EE.UU. apoya abrumadoramente la extensión de la soberanía israelí a Cisjordania y se opone al establecimiento de un Estadopalestino independiente. “Creemos – como dijo el Dr. Martin Luther King – que el pueblo judío tiene derecho a su propia patria, y creemos que esa patria es este país, Israel”, dijo. “También creemos que no sólo Israel tiene este derecho, sino que Israel tiene la responsabilidad de cuidar de la tierra y de su gente”, agregó, sin emitir juicios respecto a los palestinos.

Plummer mantuvo estrechos lazos con el rabino Yechiel Eckstein, el fundador de la Fraternidad Internacional para Cristianos y Judíos (la mayor filantropía privada de Israel). Eckstein, que murió a principios de 2019, trajo a Israel hace cinco años una delegación de líderes pentecostales negros, encabezada por Plummer.

La semana pasada, Plummer fue nombrado uno de los “50 principales aliados cristianos” de Israel en una lista publicada por la Fundación de los Aliados de Israel, una red internacional de grupos de presión pro israelíes. Él era la única persona negra en la lista.

Respecto a las preocupaciones de que la COGIC había establecido una presencia en Israel para persuadir a los judíos a convertirse al cristianismo, Plummer expresó: “Esa no es nuestra misión. Yo, como creyente y líder cristiano, estoy totalmente convencido de que Yeshua, Jesús, es el mesías. Pero no voy a tratar de convencerte de que creas eso. Si me preguntas por qué lo creo, por supuesto que te diré”.

Agencia AJN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *