Las Danzas del Pueblo Judío

Meron, Israel - May 18, 2014: Orthodox Jews dance at the annual hillulah of Rabbi Shimon Bar Yochai, in Meron, on Lag BaOmer Holiday. This is an annual celebration at the tomb of Rabbi Shimon

Danzas Folklóricas Israelíes: el ritmo de un pueblo milenario

Por Demian Kaltman

Las danzas israelíes o Rikudei-Am surgen hace ya más de 60 años, y son resultado de una fusión entre diferentes ritmos y estilos, producto de la diversidad de las olas migratorias que llegaron a Israel. Es posible afirmar que sus raíces tienen miles de años, ya que se nutrieron de las diferentes vertientes culturales de los judíos que habitan la diáspora, que adoptaron muchas costumbres y características de su lugar de residencia. Al formarse el folklore israelí, cada grupo que llegaba a tierra hebrea cedió sus conocimientos, en cuanto a música y baile se refiere.


De ahí la riqueza infinita de estas danzas, que pasaron a ser, entroncando con la Sabiduría de la Diáspora, el folklore de un nuevo Estado, un producto que buscaba la unión entre personas que llegaban de sitios muy diversos, sin que hubieran logrado aun la comunicación vía oral a través de una misma lengua.

Gurit Kadman, precursora y visionaria, tomó nota de esta necesidad por parte de las personas, que al igual que ella, recién llegaban a tierra prometida, en ese entonces en manos del Mandato Británico.

Ella comprendió  la necesidad de formar un Folklore propio, una cultura local que agrupe a toda esa gente tan diversa,  pero, al fin y al cabo, con un mismo origen. Se puso en marcha sin dudarlo. Sus ideas y mociones cautivaron a mucha gente, y a pesar de las dificultades de organizar una danza nacional en tan poco tiempo, pensó en actuar rápido y cuanto antes.

Su vitalidad dio fuerza a la danza popular e inspiró su creación. A partir de 1944 nace lo que hoy llamamos Rikudei-Am (Danzas Israelíes)

Fue toda una visionaria: hoy las danzas folklóricas israelíes convocan en Israel a más de 300.000 personas (aproximadamente el 5% de la población) y a otros cientos de miles en la Diáspora. Su magia radica en ser un Folklore vivo en constante cambio, surgiendo cada día nuevas danzas que son realizadas por coreógrafos especializados.

A la vez,  nueva gente se suma a este impresionante movimiento mundial, no sólo judío, ya que se trata, en el estadio actual, de danzas coreografiadas, previamente  creadas, con pasos sencillos que se repiten en variadas ocasiones. Su riqueza reside en sus diversos orígenes, pero también en su propio desarrollo y expresión. En efecto, no se trata de una danza de Improvisación. A través de un círculo, nos permite estar unidos, tomados de la mano, relacionándonos de una manera distinta con la Cultura de un Pueblo milenario, a su vez es una forma de tomar contacto con gente diversa y, sin lugar a duda, una manera muy especial de llenarse de energía, de esa que se siente en el corazón y recorre nuestras venas al compás de la música.

Es importante tener en cuenta que es uno de los folklores más heterogéneos que existe en el mundo. Diferentes estilos lo conforman, teniendo cada uno una música distinta, una vestimenta específica y pasos con una energía particular. Cada uno de estos estilos representa a una etnia o grupo humano que es parte del Pueblo Judío y que hoy convive en el Estado de Israel

Así encontramos el Hora, danza típica israelí, el baile Jasídico, el baile Yemenita, el Ladino y el Ruso, entre muchos otros…

Dentro de la cultura judía, las danzas israelíes conservan un privilegiado espacio como una de sus más ricas expresiones. Sirve de puente entre Israel y los judíos de la Diáspora, además de favorecer el  acercamiento con personas de otras culturas.

Hoy ha comenzado el camino, en nuestro país, de participar del  importante Movimiento mundial de Rikudei-Am. Irrumpiendo en nuestras vidas este maravilloso tornado de Energía que desde la milenaria Cultura Popular, nos colma de alegría, unidad, ritmo y mucha música.

Tarbut Sefarad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *