NUEVO

Israelíes cultivan uvas en el cálido desierto de Tierra Santa

Compartir en

Subscribete a nuestro
canal de youtube

En el desierto de Néguev de Israel, los enólogos están compartiendo su conocimiento sobre el cultivo de vides en el calor abrasador con los productores europeos que también enfrentan temperaturas extremas este verano.

Caminando entre hileras de uvas maduras que crecen en la tierra arrasada, David Pinto habla con entusiasmo de cómo su viñedo ha madurado en los últimos tres años.

«Somos dueños de las condiciones, sin depender de los caprichos del clima», dijo Pinto, cuya finca cerca de la ciudad de Yeruham lleva su nombre.

Con sol casi todo el año y poca lluvia en el árido Néguev, Pinto ha adoptado un sistema de microriego para conservar los recursos y gotear agua lentamente sobre las vides.

Es posible que pronto sea necesario utilizar estas técnicas en toda la región mediterránea, y los enólogos de Francia se verán obligados a comenzar a cosechar antes de lo habitual debido a un verano excepcionalmente seco y caluroso.

“Enólogos de Burdeos vinieron a visitarnos luego de la ola de calor en Francia”, dijo Pinto, quien aconsejó a sus invitados sobre formas de adaptarse a los cambios climáticos.

“Ahora compartimos los mismos desafíos, con el clima extremo y la sequedad que daña la uva”, agregó, mientras los trabajadores arrancaban la uva en la madrugada.

El norte más verde de Israel ha sido durante mucho tiempo el centro de su vinicultura, pero enólogos más pioneros están descubriendo su sur bañado por el sol.

Pinto, cuyos vinos se venden a $26, es una de las más de 25 bodegas que ahora se encuentran repartidas por el paisaje desértico.

Incluyen Ramat Negev, adyacente a la frontera egipcia, y Nana, ubicada cerca de la vasta formación en forma de cráter de Makhtesh Ramon.

Fuente: i24News- Traducido por UnidosxIsrael

Compartir en

Suscribete

*obligatorio



¡Recorre Israel con nosotros!




Comentarios