Israel multó a CocaCola por 39 millones



 El regulador antimonopolio de Israel ha multado a la subsidiaria local de The Coca-Cola Company con aproximadamente por 39 millones de shekel o 10,4 millones de dólares por una infracción de las normas de competencia.

Según informa este jueves The Times of Israel, la empresa Central Bottling Company fue acusada de aprovecharse de su posición de monopolio en el mercado de refrescos para obstaculizar las ventas de fabricantes locales. En particular, obligaba a sus competidores a retirar sus productos de los refrigeradores que suministraba a las cadenas del comercio minorista del país.

Entre las políticas que se dijo que la compañía había adoptado estaba negarse a permitir que los productos de la competencia se exhibieran en los refrigeradores que proporcionaba a los minoristas, así como tratar de obligar a los minoristas a retirar los refrigeradores de los competidores.

También se descubrió que la compañía no cumplió los términos de un acuerdo de fusión con la compañía de agua mineral Neviot, incluida la reducción del precio de los productos Coca-Cola en ciertos casos para los clientes que también compraron productos Neviot.

El CBC dijo en un comunicado que la audiencia fue la tercera a la que se enfrentó por las acusaciones y que cada vez que la Autoridad de Competencia retiró algunas de sus acusaciones y redujo la multa en decenas de millones de shekels.

“Estamos convencidos de que al final de los procedimientos relacionados con esta decisión, todos los reclamos contra la compañía serán cancelados, al igual que las sanciones en su contra”, dijo la compañía.

Coca-Cola, conocida comúnmente como Coca en muchos países hispanohablantes (en inglés Coke), es una bebida gaseosa y refrescante, vendida a nivel mundial, en tiendas, restaurantes y máquinas expendedoras en más de doscientos países o territorios. Es un producto de The Coca-Cola Company. En un principio, cuando la inventó el farmacéutico John Pemberton, fue concebida como una bebida medicinal patentada, aunque fue adquirida posteriormente por el empresario Asa Griggs Candler, que hizo de la bebida una de las más consumidas del siglo xx, y del siglo xxi.

La compañía produce un concentrado que luego vende a varias empresas embotelladoras licenciadas, las cuales mezclan el concentrado con agua filtrada y edulcorantes para, posteriormente, vender y distribuir la bebida en latas y botellas de plástico o de vidrio en los comercios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *