Israel: la pequeña nación en medio del desierto que produce agua

Especial para Shavuot: ¿Por qué Israel ya no está deshidratado?

La festividad del agua, o en su nombre familiar «Shavuot» [la Fiesta de las Semanas / Pentecostés], se celebra hoy en día en todo el mundo y en Israel, más de la mitad del cual es un desierto árido.

Aunque según las estadísticas globales Israel ocupa el puesto 149 en precipitaciones anuales y los expertos predicen el calentamiento global y el aumento del consumo de agua; los casi diez millones de israelíes no sienten ansiedad, necesidad de acumular recursos hídricos o culpa por lavar sus autos con más de un balde de agua.

Pero los israelíes no siempre se sintieron así, y lo que nos cambió la vida fue el Acueducto Nacional de Israel, que comenzó a canalizar agua desde el Kineret (Mar de Galilea) hacia muchas zonas del país, especialmente hacia los centros de población a lo largo la costa.

En los últimos años, y debido a la creciente preocupación de que Israel se esté secando, el sector agrícola y el 46 % de la industria y los consumidores domésticos dependen de la desalinización de agua de mar, o la desalinización y el reciclaje de agua después de la purificación para la industria y la agricultura, gracias a la carga más ligera de una sola fuente de agua y evitando el uso de tuberías centrales que podrían estar bloqueadas o con fugas.

Déjenme contarles un secreto: nuestro vecino, Jordania, sufre una grave escasez de agua y, además, pierde aproximadamente la mitad de la cantidad de agua que tiene solamente por fugas, robos y evaporación.

De ahí la inclusión de la cláusula del agua antes de la cláusula de Jerusalén en el acuerdo de paz con Jordania.

La desalinización del agua de mar y el reciclaje del agua después de la purificación evitan el uso de aguas subterráneas, que se han convertido en una especie de reservorio de emergencia ya que su porcentaje de salinidad es significativamente menor.

En Israel, por lo general, se evita en la medida de lo posible el agua subterránea, especialmente en las zonas cercanas a la playa, ya que el bombeo provoca la introducción de agua salada en las aguas subterráneas, como les sucedió a los habitantes de la Franja de Gaza, que explotaron las aguas subterráneas y provocaron la salinidad en pozos hasta que quedaron inservibles para beber.

De hecho, Israel no solo se ha convertido en el único proveedor de sus necesidades de agua; también se ha convertido en exportador de agua a dos de sus vecinos: la Autoridad Palestina y Jordania.

Estos acuerdos de agua estabilizan la tambaleante realidad de la región y, a pesar de la falta de confianza, las tensiones políticas y la falta de participación internacional; se ha creado la colaboración regional necesaria para abordar el problema del agua.

Aquí está la saturación de agua y unas felices fiestas de Shavuot.

Fuente: INSS The Institute for National Security Studies

Aurora Israel

¡Recorre Israel con nosotros!

d

Comentarios