Israel la nación que prospera en el desierto

Israel que crece en el desierto y asombra al mundo.

Las 8 claves en el crecimiento económico de Israel en el desierto

La absorción de inmigrantes, un plan de estabilización económica, una vibrante escena tecnológica y la restricción fiscal ayudaron al país a prosperar.

El establecimiento del Estado en 1948 y la absorción de inmigrantes: Israel declaró su independencia en mayo de 1948. Desde su fundación, la población del país pasó de 806,000 a 8,84 millones en la actualidad, contando con unos 3,2 millones de inmigrantes a lo largo de los años.

Las instituciones financieras y la restricción fiscal: los líderes israelíes establecieron instituciones económicas que incluyen el banco central, los bancos comerciales, la Autoridad de Valores de Israel y el Ministerio de Finanzas que salvaguardarían la economía y la protegerían de las crisis.

El plan de estabilización de 1985, frenó la inflación y redujo el gasto: la hiperinflación golpeó a la economía israelí a principios de los 80.

El crecimiento de la industria tecnológica de Israel: en la década de 1990, el gobierno estableció un programa llamado Yozma, que ayudó a crear una industria local de fondos de inversión para tecnologías israelíes.

La industria de la tecnología en los últimos 20 años: se establecieron 16,000 empresas de alta tecnología, de las cuales 8,000 están actualmente activas.

El descubrimiento de reservas de gas natural en alta mar: frente a la costa de Israel cambió la economía gracias al gas, llevando a Israel hacia la independencia energética por 50 años más.

La venta de Mobileye a Intel Corp. por 15.3 mil millones de dólares en 2017: el acuerdo tecnológico es el mayor de Israel y muestra el nivel de la tecnología israelí para las multinacionales extranjeras, estableciendo centros locales de I + D y comprando nuevas empresas para aprovechar los desarrollos más populares.

La economía actual: Israel tenía un producto bruto intero (PBI) per cápita de unos 5,000 dólares cuando el estado se estableció en mayo de 1948. El PIB per cápita es hoy de 40,000, ubicándolo por sobre el promedio de países desarrollados de la OCDE, según los datos del Banco de Israel.

Con información de  Iton Gadol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *