Hispanos descubren que tienen antepasados judíos

LOS CONVERSOS DE NUEVO MÉXICO

Trudy Alexi nos conmueve con su historia personal: “Tenía diez años cuando la Segunda Guerra Mundial en 1939. Mis padres, mi hermano de nueve años, y yo vivíamos en una pequeña aldea en Normandía, Francia, cuando mi padre anunció, de repente, que nos trasladaríamos a España. Agregó que nos convertiríamos al Catolicismo, porque los judíos corrían peligro en una época de caos y muerte. Trudy desconocía que era judío”.

BECKY RUBINSTEIN F.

En “Judíos Secretos de Nuevo México” (1988) Ben Shapiro trae a colación el encuentro de un sacerdote y un joven que ignoraba su origen “marrano” –de converso al catolicismo en la España de los Reyes Católicos–. El religioso le fue mostrando las flores del jardín, mientras disertaba sobre ellas. Cuando el joven le preguntó acerca de una cactácea, el sacerdote le contestó que representaba el Judaísmo. El judío –comentó– en nada se parece a las flores bajo el ardiente sol. Sólo una, el cactus que logra sobrevivir, lo emula.

De acuerdo a Shapiro, para el hispano, descubrir su origen judío, a veces resultaba traumático: cientos de descendientes forzados “luchan por reacomodar los fragmentos de su judaísmo prístino”. Kathleen Teltsch cita al rabino Isaac Celnik, de Alburquerque, Nuevo México, según el cual algunos contados criptojudíos se arriesgan a buscarlo; y, en caso de asistir al Templo, suelen aislarse de sus congéneres.

Alguna vez, era invitado a sus hogares, según ellos “porque algún pariente ansiaba retornar a su antigua fe” (287-8). Algunos –de acuerdo a Shapiro-se muestran hostiles cuando son abordados; otros sienten orgullo de sus raíces judías. Algunos investigan en fuentes escritas, hacen preguntas. El profesor Moshe Lazar de la Universidad del Sur de California, los considera héroes, mártires. Hay quien opta por callar, por no exponerse a ser señalado; hay quien decide viajar a Israel, con sus congéneres. Se cuenta que en tiempos aciagos, algunos criptojudíos, para besar a la mezuzá – como cualquier judío observante– besaban el pie de una virgen, donde se la solía ocultar: judíos ocultos, mezuzá, oculta.

Bibliografía: The mezuzáh in the Madonna´s foot

 Enlace Judío

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

1 pensamiento sobre “Hispanos descubren que tienen antepasados judíos

  1. Por dónde podemos comenzar a buscar nuestra genealogía,para saber de nuestra descendencia,siento un profundo respeto y curiosidad por las tradiciones y costumbres hebreas,al punto de empezar a estudiar Torá en una kehila, porque en la iglesia cristiana me sentía vacío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *