Equipo israelí desarrolla una cura para tumores cancerígenos avanzados

Equipo israelí desarrolla una cura para tumores cancerígenos avanzados

La compañía de inmunoterapia contra el cáncer con sede en Holon, Compugen, reveló el martes resultados preliminares alentadores de su ensayo clínico de primera fase para un anticuerpo que actúa contra un nuevo cáncer (PVRIG) en pacientes con tumores avanzados.

La compañía que cotiza en Nasdaq y Tel Aviv, pionera en el descubrimiento predictivo de objetivos farmacológicos, desarrolló plataformas innovadoras de descubrimiento computacional para identificar nuevos objetivos farmacológicos y producir terapias de primer nivel.

El ensayo clínico del anticuerpo PVRIG, llamado COM701, tuvo como objetivo evaluar la seguridad de las dosis crecientes de la terapia en pacientes con tumores sólidos avanzados, pero también demostró señales iniciales de actividad antitumoral en pacientes.

La presidenta y CEO de Compugen, Dr. Anat Cohen-Dayan, explicó: «Creemos que un tratamiento combinado de COM902 con COM701 tiene el potencial de mejorar el impacto clínico de la inmunoterapia contra el cáncer en pacientes que no responden a los tratamientos aprobados».

El lunes, Compugen anunció que había recibido la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para su nueva aplicación de investigación de drogas para COM902, dirigida a pacientes con tumores malignos avanzados. La compañía planea iniciar un ensayo clínico de primera fase a principios de 2020 para pacientes cuyas terapias fueron ineficaces.

“La conclusión es si podemos identificar buenos objetivos de medicamentos nuevos que las terapias dirigidas a ellos puedan llevarse a la clínica y eventualmente llegar a los pacientes. El primer programa, dirigido a un objetivo farmacológico completamente nuevo que descubrimos, está en estudios de primera Fase, y se espera que el segundo ingrese a la clínica a principios del próximo año ”, reveló Cohen-Dayan.

“Esperamos demostrar la teoría detrás de los nuevos objetivos farmacológicos que descubrimos, y por qué deberían servir para expandir la población de pacientes que pueden beneficiarse de las inmunoterapias contra el cáncer».

El año pasado, Compugen firmó un acuerdo de colaboración de ensayo clínico con Bristol-Myers Squibb (BMS) para evaluar la seguridad y la tolerabilidad de COM701, en combinación con Opdivo (nivolumab) de BMS, en pacientes con tumores sólidos avanzados. Según este acuerdo, BMS realizó una inversión de capital de 12 millones de dólares a Compugen.

Además, Compugen también tiene una colaboración con la compañía farmacéutica multinacional alemana Bayer, que está realizando estudios clínicos para un anticuerpo terapéutico inmuno-oncológico de primera clase dirigido a la proteína ILDR2. La proteína fue uno de los primeros objetivos potenciales de fármacos inmuno-oncológicos descubiertos a través de la plataforma de descubrimiento de Compugen.

Agencia AJN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *