Encuentran en Israel las telas purpuras que usaban los Reyes bíblicos.

tela purpura

Hallan en Israel telas teñidas de púrpura de la era del rey David

Un color púrpura del que se habla en la Biblia, el Argaman y que habrían usado los reyes judíos David y Salomón, se identificó recientemente en fragmentos de telas de hace 3 mil años desenterrados en el valle de Timna, en el Néguev, al sur de Israel.

Al respecto arroja luz un estudio publicado por la Dra. Naama Sukenik de la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI) y el Prof. Erez Ben-Yosef del Departamento de Arqueología y Culturas del Antiguo Cercano Oriente Jacob M. Alkow de la Universidad de Tel Aviv, en colaboración con el Prof. Zohar Amar, el Dr. David Iluz y el Dr. Alexander Varvak de la Universidad Bar-Ilan y la Dra. Orit Shamir de la AAI.

“Hemos estado trabajando en este proyecto durante varios años”, explicó Sukenik a The Jerusalem Post. “Este estudio es muy importante por varias razones. En primer lugar, los restos que llevan este color que con tanta frecuencia se describen en la Biblia son raros, y esta es la primera vez que descubrimos algunos que datan de la Edad del Hierro”.

“El descubrimiento también nos dice más sobre la gente que vivía en Timna, ofreciéndonos pruebas de que la gente de clase alta residía allí”, agregó. “El púrpura era el color que usaban las élites. Si bien no podemos decir a quién pertenecían los fragmentos de telas que encontramos, una cosa es segura: si hubiéramos podido abrir los guardarropas del rey David o del rey Salomón, habríamos encontrado ropa teñida de este color”.


Descubren en Jerusalén sello con nombre bíblico de la era del Primer Templo
Debido a la naturaleza orgánica del artefacto descubierto, los investigadores pudieron realizar la datación por radiocarbono, lo que confirmó que los artefactos se remontan aproximadamente al año 1,000 AEC, la época en que la que se cree que vivieron el rey David y el rey Salomón.

El color, un tono violeta brillante, se extrajo de los moluscos pescados en el mar Mediterráneo mediante un proceso muy costoso. En el pasado, los arqueólogos han descubierto rastros de producción, como conchas y fragmentos de vasija.

Los estudiosos creen que se emplearon tres especies de moluscos: el Hexaplex trunculus, el Bolinus brandaris y la Stramonita haemastoma.

También se utilizó un proceso similar para obtener otro color que se menciona a menudo en la Biblia, el azul (Tehelet). Los dos colores se fabricaron exponiendo las materias primas a diferentes tonos de luz.

En este nuevo estudio, los investigadores involucrados trabajaron para recrear el procedimiento para obtener el color, partiendo los moluscos para eliminar la materia prima de las glándulas colorantes y realizando cientos de intentos.

“El trabajo práctico nos hizo retroceder miles de años y nos ha permitido comprender mejor las oscuras fuentes históricas asociadas con los preciosos colores del azul y el púrpura”, explicó en un comunicado Amar, quien estuvo a cargo de esta parte específica del proyecto.

El equipo de Ben-Yosef trabaja en Timna desde 2013.

“En los últimos años, hemos estado excavando un nuevo sitio dentro de Timna conocido como la ‘colina de los esclavos’”, dijo el arqueólogo. “El nombre puede inducir a error, ya que lejos de ser esclavos, los obreros eran trabajadores metalúrgicos altamente calificados. Timna era un centro de producción de cobre, el equivalente de la Edad del Hierro al petróleo moderno.

“La ‘colina de los esclavos’ es el sitio de fundición de cobre más grande del valle y está lleno de montones de desechos industriales como la escoria de los hornos de fundición. Uno de estos montones produjo tres trozos de tela de colores. El color llamó nuestra atención de inmediato, pero nos costó creer que habíamos encontrado el verdadero púrpura de un período tan antiguo”, agregó.

El profesor cree que Timna era parte del reino bíblico de Edom.

“El reino de Edom era de nómadas en la temprana Edad del Hierro“, y agregó que descubrir evidencia de que un reino nómada de la época del rey David pudo haber constituido una sociedad estratificada y rica, podría tener repercusiones importantes también en la comprensión de lo que estaba sucediendo en Jerusalén y en apoyo de la narrativa bíblica.

“Sabemos que las tribus de Israel eran originalmente nómadas y que el proceso de asentamiento fue gradual y prolongado. Los arqueólogos están buscando el palacio del rey David. Sin embargo, es posible que David no haya expresado su riqueza en espléndidos edificios, sino con objetos más adecuados a una herencia nómada como textiles y artefactos”, señaló.

“Es un error suponer que si no se han encontrado grandes edificios y fortalezas, entonces las descripciones bíblicas de la monarquía unida en Jerusalén deben ser ficción literaria”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comparte esto:

¡Recorre Israel con nosotros!

d

Comentarios