El secreto de Ester 2:7

Descubriendo el secreto de Ester 2:7

Ester, capítulo 2: Mordejai y la Mitsvá de adoptar un niño huérfano

Siguiendo nuestro estudio del peshat de Meguilat Ester, es decir, de la simple lectura de este importantísimo libro, veremos hoy qué nos dice la Meguilá sobre uno de los principales héroes de la historia de Purim: Mordejai haYehudí.

En primer lugar, la Meguilá nos cuenta la ascendencia de Mordejai (Ester 2:5): Mordejai era el hijo de Yair; Yair era el hijo de Shim’i y Shim’i era el hijo de Quish. Quish, era de la tribu de Binyamin y fue exiliado en los tiempos del rey Yejonyá (o Yehoyajin) por Nebujadnetsar, rey de Babel. Esto último ocurrió alrededor del año 597 aec.  Mordejai, era la cuarta generación de exiliados, y su familia ya había pasado por 2 imperios: el Babilonio y el Persa.

Luego la Meguilá en el capítulo 2, pasuq (versículo) 7 nos dice algo muy importante acerca de Mordejai, que a veces por no concentrarnos un poco más en el Peshat pasamos por alto.  Ester era la sobrina (o prima hermana) de Mordejai. Los padres de Ester habían muerto, y Mordejai decidió adoptar a Ester como  su propia hija. La siguiente historia que nos cuenta el Midrash Rabbá de Meguilat Ester 6:1, cuando analiza ese pasuq, tiene mucho para enseñarnos sobre la importancia de este tema. Los Jajamim se reunieron en el altillo de la casa de Ribbí Tarfón para discutir un pasuq. Este pasuq está en el libro de Tehilim 106:3 y dice así: “Bienaventurados los que obran con justicia y los que hacen Tsedaqá en todo momento”. Los Jajamim, tomando literalmente la palabra “en todo momento” se preguntaron: ¿es acaso posible que un ser humano puede hacer Tsedaqá, caridad, en todo momento? ¿A qué o mejor dicho, a quien se refiere acá el pasuq? Luego de analizar y descartar varias alternativas los sabios concluyeron  que la única instancia en la cual una persona estaría haciendo Tsedaqá ininterrumpidamente es cuando uno adopta un niño o una niña huérfanos.   Y esto fue lo que los Jajamim destacaron de Mordejai.

Esta preocupación por cuidar de su hija adoptiva Ester no terminó cuando Ester fue tomada por la fuerza y llevada al palacio de Ajashverosh.  Mordejai siguió con sus obligaciones de “padre” . La devoción de Mordejai por su hija adoptiva Ester se puede ver del siguiente pasuq (Ester 2:11) “Y cada día y día, Mordejai caminaba frente al lugar donde estaban las esposas del rey, para averiguar por el bienestar de Ester y qué ocurría con ella”.

Es muy interesante recordar que una de las únicas cosas “personales” que la Torá nos cuenta de nuestro patriarca Abraham, cuando HaShem se revela ante él con las palabras “Lej Lejá”, es que Abraham cumplió con esta gran Mitsvá, al adoptar a Lot, que también era huérfano, y tal como en el caso de Ester y Mordejai, era su sobrino, hijo de su hermano Harán.

Finalmente, los Jajamim también nos cuentan que Mordejai fue también un juez, miembro del Anshé Keneset haGuedola, el primer tribunal rabínico que tuvimos los Yehudim luego de regresar del exilio de Babel (ver Ezrá 2:2). Cuando Mordejai se establece en Shushán, la capital del Imperio Persa, dicen nuestros Sabios que él también fue parte de la Corte del rey Ajashverosh, representando a los Yehudim de todo el imperio Persa. Este dato es importante para entender el tema que analizaremos BH mañana: ¿por qué Mordejai no se postró ante Hamán?

Halaja.org

¡Recorre Israel con nosotros!

d

Comentarios