El día que Dios usó una paloma para salvar a los soldados israelíes

Ami Maimon (de Bat-Yam) un locutor de radio de “Kol Barama” compartió una historia asombrosa que había escuchado en la sinagoga. Un soldado de una unidad élite relataba que durante un operación , por la noche, los soldados debían de refugiarse en un edificio abandonado bajo las órdenes del comandante. La unidad se acercó a cierta casa antes del amanecer para evitar ser descubierta. Al observar la casa a través de los prismáticos antes de entrar, los soldados se dieron cuenta de que había una paloma de pie inmóvil en el aire por encima de la puerta. Este era indudablemente un espectáculo extraño ¿Cómo podría una paloma blanca permanecer en el aire y de pie sin tener que batir sus alas? Luego de revisar cuidadosamente a través de sus binoculares, se dieron cuenta que la paloma estaba de pie en una línea de pesca transparente y delgada. Ellos decidieron rodar hacia la paloma cuando el hilo de pescar se rompió, la casa explotó y se convirtió en polvo. Resultó que se colgaron del alambre transparente, de manera que cuando los soldados entraran a la casa minada, arrancarían la línea de pesca y volarían en pedazos. Sin embargo, Hashem (Dios) envió una paloma para protegerlos , evitando así una gran tragedia, Dios no lo permita! No hay palabras para describir este increíble milagro abierto !!! Imagina lo siguiente: los egipcios te persiguen y el mar está frente a ti. No hay dónde escapar. En el momento en que todo parece perdido, el mar se divide repentinamente frente a tus ojos. ¿Qué clase de reacción tendrías? Ahora imagina que un extraterrestre visita la tierra y ve tanto la división del mar como el nacimiento de un bebé. ¿Cuál de las dos cosas crees tú que él (o ella… o eso…) consideraría un milagro mayor? El asombroso desarrollo y nacimiento de un nuevo ser humano a partir de otro parece ser más impresionante que dos masas de agua moviéndose en direcciones opuestas. Pero estamos acostumbrados a la idea de dar a luz, no importa cuán ‘milagrosa’ sea. Para nosotros, lo que hace que algo sea increíble y milagroso es que se rompan las leyes de la naturaleza; que la naturaleza física no siga su curso. Eso es un milagro a nuestros ojos.  

¡Recorre Israel con nosotros!

d

Comentarios