Eilat: una ciudad enigmática y cautivadora en Israel

Eilat: una ciudad cautivadora en Israel

Eilat, sobre la costa del Mar Rojo, es un ejemplo de una moderna ciudad en desarrollo y de un centro turístico en crecimiento. Situada en la curva nórdica del golfo de Eilat (o Akaba), en la zona de conjunción entre Israel y Jordania, es la vía de acceso a India, Africa y el lejano Oriente. Sensual ciudad de sol, arena y mar, Eilat contiene en sí, el encanto de las aguas del golfo y sus exóticos peces, el misterio del del desierto circundante y los cambiantes colores de las montañas del Sinai.

El nombre Eilat deriva del vocablo hebreo “ail”, especie de cabra que solía pastar en la zona en los tiempos de Abraham. La Biblia menciona que los Hijos de Israel pasaron “por el camino del Aravá desde Eilat…” y “acamparon en etzion Gaver” (Deut., 2:8,9 y Num.).

El clima seco y cálido de Eilat la convierte en centro de atracción, durante todos los meses del año. Las instalaciones hoteleras proveen una gran variedad de posibilidades de acomodación. Hay también pensiones con tarifas moderadas, albergues juveniles, casas de alojamiento, sitios para acampar y villas de veraneo.

Actividades posibles: natación, windsurf y buceo en el Golfo de Eilat, que es uno de los más espectaculares centros de buceo en el mundo entero, descanso al sol y paseos a pie o en automóvil, explorando los espectaculares alrededores de Eilat. Un abarcadero y una laguna se han construido sobre la costa norte de Eilat para aquellos interesados en ski acuático, navegación a vela y otros deportes marítimos. Desde aquí parten los yates a sus exploraciones al Mar Rojo.

Las noches pueden dedicarse a visitar la amplia gama de exóticos restaurantes, que ofrecen comida de Francia, Marruecos, China, América y por supuesto, la típica israelí. La noche puede puede continuar en una de las muchas discotecas o clubes nocturnos y servir de preludio para el día siguiente, pleno de sol y diversión.

La playa de los Corales, al sur de la ciudad, es una de las maravillas naturales que más asombran al turista, con su exótica Reserva Natural del Arrecife de Coral, cuyas formaciones son de edad milenaria.

El fabuloso espectáculo submarino del arrecife puede ser observado ya bien zarpando en uno de los barcos que poseen fondo de vidrio transparente, desde el abarcadero más cercano, o bien buceando con equipo profesional o simplemente con tubo de respiración. Hay un itinerario submarino marcado, con explicaciones sobre los fenómenos que suceden en el arrecife.

Esta playa es perfecta para los que están de vacaciones ya que provee todo tipo de actividades de recreación.

Se puede obtener instrucciones sobre buceo y concejos al respecto de los varios centros de buceo que hay en las inmediaciones, mientras que otro tipo de información se otorga en la oficina local de la Sociedad Protectora de la naturaleza, ubicada en la reserva.

Observatorio Marino – Mundo de los Corales, uno de los cuatro existentes en el mundo, deberá ser visita obligada para el turista. Un puente de 100 m de longitud, tendido sobre el mar, conecta la costa con el cuarto del observatorio. Este posee una cámara con grandes ventanas de vidrio blindado, a 4,5 m bajo el nivel de la superficie del mar.

De la Cole

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *