“Dios no necesita oro”

 

Hashem no necesita el oro

Fuente Jabad

Por Eli Levy

Estimados lectores:

¿Cuál beneficio en el crecimiento espiritual tienen los lujos, los placeres mundanos y las cosas materiales?

A simple vista pensamos que para tener una vida espiritual debemos desconectarnos por completo de las riquezas materiales que nos da el mundo, para conectarnos con Di-s y lo espiritual, cuando más abstractos y alejados de lo material mejor.

Pero cuando Hashem nos pide que construyamos un santuario, una morada para El en esta tierra, la lista de elementos parece bastante suntuosa: oro, plata, cobre, telas teñidas de purpura, de turquesa, piedras preciosas entre otras cosas. ¿No podíamos adorar y servir a Hashem en un templo humilde de piedra y madera? ¿Di-s necesitaba todos estos elementos de lujo en su morada?

Hashem nos quiere dar un mensaje. Todo lo que hay en el mundo está puesto para servir a Hashem, para conectarnos con lo espiritual, incluso las cosas que son de lujo están dispuestas para que las elevemos correctamente.

Por ejemplo: Uno debe buscar hacer dinero y darse gustos en Shabat, un buen vino, un rico pescado, dulces. Normalmente pensaríamos ¿cómo se puede adorar a Hashem comiendo algo sabroso? Si lo hacemos en Shabat para elevar el día entonces es correcto.

Hashem no necesita el oro, nos enseña cómo debemos usarlo.

¡Shabat Shalom!

Rabino Eli Levy

Dios  habló a Moisés, diciendo: 2 Di a los hijos de Israel que tomen para mí ofrenda; de todo varón que la diere de su voluntad, de corazón, tomaréis mi ofrenda. 3 Esta es la ofrenda que tomaréis de ellos: oro, plata, cobre, 4 azul, púrpura, carmesí, lino fino, pelo de cabras, 5 pieles de carneros teñidas de rojo, pieles de tejones, madera de acacia, 6 aceite para el alumbrado, especias para el aceite de la unción y para el incienso aromático, 7 piedras de ónice, y piedras de engaste para el efod y para el pectoral. 8 Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos. 9 Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis. 10 Harán también un arca de madera de acacia, cuya longitud será de dos codos y medio, su anchura de codo y medio, y su altura de codo y medio. 11 Y la cubrirás de oro puro por dentro y por fuera, y harás sobre ella una cornisa de oro alrededor

 

Exodo 25

¡Recorre Israel con nosotros!

d

Comentarios