¿Cuál es el libro de la Vida donde Dios escribe nuestros nombres?

¿Qué significa que en las Altas Fiestas Dios inscribe el nombre de cada persona en un libro?

Pregunta

Escuché que durante las Altas Fiestas Dios inscribe el nombre de cada persona en un libro. ¿De dónde sale esta idea y de qué manera ella puede darle más significado a las festividades?

Respuesta del Rabino de Aish

El Talmud (Rosh Hashaná 32b) dice que Dios tiene tres libros y que en Rosh HaShaná Él inscribe el nombre de cada persona en uno ellos. Los rectos son inscritos en el ‘Libro de la vida’, los malvados en el ‘Libro de la muerte’ y el juicio de quienes están en el medio permanece en suspenso hasta Iom Kipur.

En realidad, la mayoría de nosotros no somos totalmente buenos ni totalmente malvados. Más bien somos 50/50, por eso tenemos unos días más, hasta Iom Kipur, para inclinar la balanza. Por esta razón el Código de Ley Judía recomienda que durante este período nos esforcemos más de lo normal para hacer más mitzvot.

Rav Nóaj Weinberg zt”l preguntó: si alguien es 50/50, aparentemente no necesita hacer un cambio drástico. Debería cumplir sólo una mitzvá más para lograr inclinar la balanza, y entonces ya no tendría ninguna razón para preocuparse… ¡Ya llegó a 51/49!

La respuesta es que el peso de 50/50 no es un juego de números donde una mitzvá se enfrenta a una trasgresión. El recuento considera muchos grados de importancia e impacto. A veces una buena acción tiene más peso que muchos errores. Por otro lado, hay algunos pecados que pueden pesar más que todo el bien que hiciste.

Por eso, para asegurarnos de ser inscritos en el Libro de la vida, necesitamos algo realmente dramático. Por ejemplo, alguien que elige sinceramente adoptar la observancia del judaísmo tiene un peso de mil toneladas a su favor. El acto de aceptar completamente la Torá es una rara clase de decisión que tiene la fuerza de transformarte en otra persona.

Por supuesto, cualquiera sea tu situación, es importante hacer tanto como puedas. No chismees, respeta a tus padres, come kasher. Todo lo que puedas hacer, hazlo. Pero lo que realmente buscamos son las pesas de muchas toneladas. Busca cambios fundamentales, la decisión importante que realmente pueda producir un cambio en ti.

Mientras te esfuerzas buscando una estrategia, aprovecho para contarte una historia inspiradora sobre Rav Levi Itzjak de Berditchev, el líder jasídico del siglo XVIII. Él era conocido como el ‘abogado defensor del pueblo judío’, porque siempre le suplicaba a Dios que tratara con bondad a Su pueblo.

Un año, Rosh HaShaná cayó en Shabat. Rabí Levi Itzjak se paró para liderar la plegaria de la congregación, pero antes de comenzar miró hacia arriba y dijo: “Dios, hoy es Shabat. En tu sagrada Torá nos has enseñado que el Shabat sólo se puede transgredir para salvar una vida. Exijo que cumplas las leyes que nos ordenaste. En Shabat está prohibido escribir, así que no puedes inscribir a nadie en el Libro de la muerte. ¡Sólo puedes transgredir el Shabat para inscribir a toda la humanidad en el Libro de la vida!”.

¡Que tengas un año dulce y que seas sellado en el Libro de la vida!

Aish Latino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *