NUEVO

Científicos de Israel e India descubren como frenar el cáncer de huesos en niños

Compartir en

Subscribete a nuestro
canal de youtube

Científicos de Israel e India  descubren como frenar el cáncer de huesos en niños

Agencia AJN

El sarcoma de Ewing es un cáncer de hueso que aparece principalmente en adolescentes.

Un estudio en ratones mostró que una particular reducción hormonal puede evitar que el cáncer crezca y se propague.

El sarcoma de Ewing es un cáncer de hueso que aparece principalmente en adolescentes. Un gen defectuoso se propaga a órganos distantes y es difícil de tratar.

Investigadores del Instituto de Ciencia Weizmann descubrieron interacciones moleculares de los sarcomas de Ewing y propusieron un tratamiento que mostró buenos resultados en estudios con ratones.

La investigación está centrada en glucocorticoides, los receptores de hormonas. Estos receptores están presentes en prácticamente todas las células humanas.

En oportunidades los receptores de glucocorticoides estimulan el crecimiento maligno.

Un análisis de interacción de proteínas reveló que los receptores de glucocorticoides impulsan el desarrollo del sarcoma de Ewing. Ese gen se fusiona anormalmente con otro gen, creando un oncogén: un gen que causa cáncer.

Cuando el estudio descubrió este vínculo entre el oncogén del sarcoma de Ewing y los receptores de glucocorticoides, los investigadores se propusieron probar una hipótesis: que estos receptores estimulan el crecimiento del sarcoma de Ewing.

Una serie de estudios aportó evidencia de que esto ocurre.

Estos hallazgos son una nueva opción de tratamiento para el sarcoma de Ewing.

Cuando los investigadores implantaron células humanas de sarcoma de Ewing en ratones, los tumores crecieron mucho más lentamente cuando los ratones fueron tratados con metirapona, un medicamento que está aprobado para el tratamiento de la insuficiencia suprarrenal y funciona reduciendo la síntesis de glucocorticoides.

Cuando los investigadores aumentaron la actividad de los receptores de glucocorticoides, los sarcomas crecieron y se propagaron mucho más rápido.

Si la investigación en pacientes humanos confirma los hallazgos del estudio, pueden ofrecer una nueva esperanza a los jóvenes incluso cuando el sarcoma hizo metástasis pasando los huesos.

El hecho de que el estudio haya utilizado medicamentos que ya han sido aprobados para otros usos podría facilitar la implementación de este enfoque.

Compartir en

Suscribete

*obligatorio



¡Recorre Israel con nosotros!




Comentarios