Científico judío ganó el Premio Nobel de Medicina después de salvar la vida de millones

Agencia AJN

Científico judío gana el Premio Nobel de Medicina por descubrir la hepatitis C, salvando millones de vidas

Los estadounidenses Harvey J. Alter y Charles M. Rice y el científico británico Michael Houghton ganaron conjuntamente el lunes el Premio Nobel de Medicina por su descubrimiento de la hepatitis C, una importante fuente de enfermedades hepáticas que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Al anunciar el premio en Estocolmo, el Comité del Nobel señaló que el trabajo del trío identificó una importante fuente de hepatitis de transmisión sanguínea que no podía ser explicada, previamente descubiertos. Su trabajo, que se remonta a los años 70 y 80, ha ayudado a salvar millones de vidas, dijo.

“Gracias a su descubrimiento, ahora se dispone de análisis de sangre de alta sensibilidad para detectar la hepatitis y éstos han eliminado esencialmente la hepatitis post-transfusión en muchas partes del mundo, lo que ha mejorado enormemente la salud mundial”, dijo el comité.

“Su descubrimiento también permitió el rápido desarrollo de medicinas antivirales dirigidas a la hepatitis C. Por primera vez en la historia, la enfermedad puede ahora ser curada, aumentando las esperanzas de erradicar la hepatitis de la población mundial”, agregó.

Alter, que es judío, describió la llamada telefónica de las 4:45 a.m. que recibió de Estocolmo como “el mejor despertador que he tenido”. Dijo que ignoró las dos primeras veces que sonó el teléfono antes de “enojarse” al contestar la tercera vez, añadiendo que su enojo desapareció “en un segundo”.

En un artículo de 2013, Alter atribuyó su carrera médica a su educación judía, diciendo que su padre quería ser médico pero se vio frenado por las limitaciones financieras. “Siendo el único hijo de padres judíos en la ciudad de Nueva York, estaba predestinado a ser médico. Uno de mis amigos, de origen similar, eligió no ser médico y nunca más se supo de él”, escribió.

La OMS estima que hay más de 70 millones de casos de hepatitis C en todo el mundo y 400.000 decesos por esta causa cada año. La enfermedad es crónica y una de las principales causas de cáncer de hígado y cirrosis que requieren transplantes de hígado.

John McLauchlan, profesor de hepatitis  de la Universidad de Glasgow, llamó a los tres galardonados “pioneros” y dijo que su descubrimiento hizo posible la eliminación global de la enfermedad. En 2016, la Organización Mundial de la Salud emitió una estrategia para eliminar la enfermedad para 2030.

Alter, que nació en 1935 en Nueva York, realizó sus estudios en los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. en Bethesda. Rice, nacido en 1952 en Sacramento, California, trabajó en hepatitis en la Universidad de Washington en St. Louis y ahora trabaja en la Universidad Rockefeller en Nueva York. Houghton, nacido en Gran Bretaña en 1950, estudió en la Chiron Corporation en California antes de trasladarse a la Universidad de Alberta en Canadá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *