Científico judío ganó el Premio Nobel de Economía

El Premio Nobel de Economía fue otorgado a Paul Milgrom conjuntamente con el profesor nacido en Michigan y colega estadounidense Robert Wilson por su trabajo en la comprensión del valor y la licitación, según información publicada en The Times of Israel.

Los estadounidenses Paul Milgrom y Robert Wilson ganaron el lunes el Premio Nobel de Economía por “mejoras en la teoría de las subastas e invenciones de nuevos formatos de subastas”.

“Sus descubrimientos han beneficiado a vendedores, compradores y contribuyentes de todo el mundo”, dijo el Comité del Nobel, señalando que los formatos de subasta desarrollados por Paul Milgrom y Robert Wilson se han utilizado para vender frecuencias de radio, cuotas de pesca y espacios de aterrizaje en aeropuertos.

Los ganadores del Premio Nobel de Economía 2020 fueron anunciados en Estocolmo por Goran Hansson, secretario general de la Real Academia Sueca de Ciencias.

Milgrom nació en Detroit de padres judíos. Se convirtió en profesor de Humanidades y Ciencias en en la Universidad Shirley y Leonard Ely de Stanford, y frecuentemente da conferencias en universidades israelíes.

El Premio Nobel de Economía culmina una semana de premios y se conoce técnicamente como el Premio Sveriges Riksbank en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel. Desde su creación en 1969, ha sido galardonado en 51 ocasiones y ahora es considerado uno de los premios Nobel.

El comité dijo que el trabajo de Wilson mostraba “por qué los postores racionales tienden a colocar ofertas por debajo de su mejor estimación del valor común”, es decir, “el valor que es incierto de antemano pero, al final, es el mismo para todos”.

“(Los postores) están preocupados por la maldición del ganador, es decir, por pagar demasiado y perder”, dijo el comité.

Paul Milgrom desarrolló una teoría más general de las subastas que tiene en cuenta lo que se conoce como el “valor privado” de lo que se vende, que puede variar mucho de un postor a otro.

En declaraciones a los periodistas en Estocolmo por teléfono después de enterarse de su victoria, Wilson se esforzó por pensar en una subasta en la que él mismo había participado. Pero luego agregó: “Mi esposa me indica que compramos botas de esquí en eBay. Supongo que fue una subasta”.

El Premio Nobel de Economía del año pasado fue para dos investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts y un tercero de la Universidad de Harvard, por su investigación pionera sobre los esfuerzos para reducir la pobreza global.

Pocos economistas podrían haber predicho el otoño pasado que el mundo se paralizaría virtualmente en unos meses, cuando los gobiernos cerraron sus fronteras, impusieron bloqueos y ordenaron otras medidas, lo que desencadenó una fuerte caída en la actividad empresarial en todo el mundo.

El prestigioso premio viene con un premio en efectivo de 10 millones de coronas ($ 1,1 millones) y una medalla de oro.

El lunes pasado, el Comité del Nobel otorgó el premio de fisiología y medicina a los estadounidenses Harvey J. Alter y Charles M. Rice y al científico británico Michael Houghton por descubrir la hepatitis C que devasta el hígado.

El premio de física del martes honró los avances del británico Sir Roger Penrose, el alemán Reinhard Genzel y el estadounidense Andrea Ghez en la comprensión de los misterios de los agujeros negros cósmicos, y el premio de química del miércoles fue para la científica francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer A. Doudna por su trabajo sobre una poderosa herramienta de edición de genes.

El premio de literatura fue otorgado a la poeta judía estadounidense Louise Glück el jueves por su trabajo “sincero e intransigente”.

El Programa Mundial de Alimentos ganó el viernes el Premio Nobel de la Paz por su esfuerzo para combatir el hambre en todo el mundo.

Los ganadores normalmente recibirían su Nobel de manos del rey Carlos XVI Gustavo en una ceremonia formal en Estocolmo el 10 de diciembre, pero la pandemia implica que ha sido reemplazada por una ceremonia televisada mostrando a los galardonados recibiendo sus premios en sus países de origen.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *