Arqueólogos hallan los sellos del Templo de Jerusalén

Nuevas piezas fueron halladas para confirmar y conocer cada vez más lo que fue el Primer y Segundo Templo, así como también los reconocidos tesoros del Reino de Judá; estos datan desde hace 2.600 años.

Dos arqueólogos israelíes de nombre Zachi Dvira y Gabriel Barkay fueron quienes descubrieron y analizaron docenas de fragmentos de arcilla que se estaban durante décadas en el suelo del área sagrada, el cual es muy delicado como para hacer grandes excavaciones.

Dichos sellos se usaron en esos años para firmar documentos o contenedores, haciendo que estos llegaran intactos y sin abrir; los mismos se caracterizaban por contener símbolos o inscripciones.

“Los eruditos generalmente no consideran la parte posterior de los sellos, pero a partir de esto aprendes mucho, especialmente sobre los tipos de objetos a los que están adheridos”, explicó Dvira.

En los análisis de los sellos, los expertos notaron que un número significativo de los mismos tenían huellas de telas tejidas en el reverso, lo que indica que probablemente eran usados para sellar bolsas pequeñas llenas de metales preciosos.

Todos los resultados obtenidos de esta investigación fueron publicados en el Jerusalem Journal of Archaeology, donde se hallan varias muestras de dos tesoros diferentes, uno para el Templo y otro para el reino.

“El reverso de la mayoría de los sellos de arcilla encontrados en otras áreas muestra que se usaron para sellar otros tipos de objetos, por ejemplo, papiro y, por lo tanto, documentos”, contó Dvira.

Según lo que detallaron los arqueólogos, cada sello tienen nombres relacionados con la información de los funcionarios que se encargaban de administrar tales pertenencias; uno de ellos al parecer, perteneció al hijo de una familia de sacerdotes que sirvió dentro del Templo.

Ese sello tenia las letras paleohebreas visibles que traducidas daban con el nombre completo de “_lyhw hijo de _mr” era “Hisilyahu hijo de Immer”, el cual era un pashur miembro una familia sacerdotal que sirvió en el Templo alrededor del siglo VI o VII a. C.

Según los datos recogidos y analizados por Dvira, él explicó que éste podría tener una connotación familiar para las futuras generaciones, ya que en ese tiempo era común que varias personas le llamaran con el mismo nombre y además compartieran el mismo oficio.

“Hisilyahu podría ser tu hermano. En ese momento `paqid´ y `nagid´, eran títulos usados ​​en Jeremías para describir a Pashur, se referían a los sacerdotes y levitas que estaban asignados para cuidar los tesoros. Era común que varios miembros de la familia compartieran la tarea”, finalizo.

¡Recorre Israel con nosotros!

d

Comentarios