Alerta roja en Israel: Ola de calor extrema e múltiples incendios afectan al país

Alerta roja en Israel: Ola de calor extrema e múltiples incendios afectan al país

Un estallido masivo de incendios en Israel ha obligado a los residentes de varias comunidades a huir de sus hogares y ha bloqueado las principales carreteras a medida que las temperaturas aumentaban en todo el país en lo que las autoridades dijeron fue una ola de calor “extrema”.

Unas 3.500 personas fueron evacuadas de sus hogares en todo el centro de Israel debido a los incendios que comenzaron como resultado de una fuerte ola de calor y que luego fueron controladas.

Las fuerzas de emergencia dijeron que incluso después de que los equipos de bomberos apagaron todos los incendios importantes, algunas comunidades centrales permanecerán inaccesibles durante 24 horas, después de lo cual los residentes regresarán gradualmente a sus hogares.

Anteriormente, el Primer Ministro Benjamin Netanyahu instruyó al Consejo de Seguridad Nacional, al Ministro de Relaciones Exteriores y al Ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, a actuar para garantizar la asistencia aérea internacional para apagar las llamas.

Los equipos del servicio de Bomberos y Rescate han estimado que la gran parte de los incendios se debió a la negligencia de personas que celebraban la festividad judía de Lag B-Omer el miércoles por la noche, quienes no habían apagado las hogueras tradicionales por completo.

Al menos 16 casas se incendiaron en Kibbutz Harel y Mevo Modi-im, ambas al noroeste de Jerusalén, y sus residentes fueron evacuados.

Un bebé y sus dos hermanos fueron rescatados de un apartamento que se incendió en el asentamiento de Beitar Illit en la Ribera Occidental y fueron trasladados al hospital después de sufrir lesiones como consecuencia de la inhalación de humo. Al menos 11 personas resultaron heridas en todo el país debido a la inhalación de humo.

El fuego en Mevo Modi-in se extendió hacia la base militar de Mitkan Adam y Moshav Shilat, donde los equipos luchaban para dominar las llamas.

En Beit Shemesh, los bomberos fueron llamados a contener cuatro incendios diferentes. Las autoridades también han usado aviones para arrojar agua sobre las llamas desde arriba.

En Jerusalén , un bosque cerca del puente Uzi Narkiss se incendió y las carreteras que conducen a la ciudad fueron bloqueadas debido al humo pesado.

Además, se produjo un incendio en el bosque de Ben Shemen, lo que llevó a las autoridades a cerrar la Ruta 443 en ambas direcciones.

Se apagó un incendio en el asentamiento de Beit Haggai, en la Ribera Occidental, y se permitió que unas 30 familias que habían sido evacuadas regresaran a sus hogares. Los residentes también fueron evacuados de Moshav Tifrach, una comunidad religiosa del sur, a medida que se quemaban las malezas. En Moshav Yachini, se produjo un incendio en los campos de trigo.

Los incendios también comenzaron en el Consejo Regional de Hof Ashkelon, en el sur de Israel, cerca de la frontera de Gaza, y luego se apagaron. Además, los investigadores determinaron que los globos incendiarios lanzados desde la Franja de Gaza causaron dos incendios en el Consejo Regional de Eshkol.

El ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, consultó con altos funcionarios de la policía de Israel, los Servicios de Bomberos y Rescate y otras fuerzas de emergencia para evaluar los esfuerzos de extinción de incendios en todo el país. Dio instrucciones de prepararse para la asistencia aérea internacional en caso de que los incendios continúen propagándose.

Erdan también hizo hincapié en que salvar vidas precede al ahorro de propiedad, e instruyó a las fuerzas de bomberos para que actúen en consecuencia, y agregó que se podría declarar un estado de emergencia.

La ola de calor se produce durante la festividad de Lag B-Omer , durante la cual generalmente se mantienen hogueras que afectan la dispersión de la contaminación. Las concentraciones de contaminación son 11 veces mayores que las tasas normales.

Se espera que la ola de calor dure el viernes, y se espera que las temperaturas aumenten. Se espera un alivio significativo en el calor el sábado, cuando se prevé que las temperaturas bajen entre 10 y 13 grados.

En Tel Aviv, las temperaturas alcanzaron los 38 grados centígrados (100,4 grados Fahrenheit), mientras que los 40 grados centígrados (104 grados Fahrenheit) se midieron en la ciudad norteña de Haifa y en la ciudad sureña de Ashkelon hasta 43 grados centígrados (109,4 grados Fahrenheit).

Radio Jai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *