Aarón el hermano de Moisés: el Primer Sumo Sacerdote de Israel

Aarón hermano de Moisés: el Primer Sumo Sacerdote de Israel

Aarón Hacohen, fundador de la Dinastía Sacerdotal

Y D-os dijo a Moisés: “Él (Aarón, tu hermano) hablará por ti al pueblo, y él te será a ti en lugar de boca, y tú serás para él en lugar de D-os“

(Éxodo 4,15-17).

Dedicado a Aarón Bass, persona noble y generosa.

Antes de entrar de lleno en la vida de Aarón, valdría la pena retroceder un poco en la historia de la Torá y llegar al momento en que D-os le dice a Moisés que se presente ante el Faraón para que sacara de “la aflicción de Egipto a los hijos de Israel”. Moisés le hace ver a D-os que a él no le sería posible hablarle al Faraón porque “era tardo en el habla y torpe de lengua”.

ELBA SZCLAR

Cuenta el Midrash, que Moisés pasó los primeros años de su vida en el palacio de: los reyes de Egipto, y que en un festín, cuando el monarca se quitó la corona para aligerarse de su peso, Moisés -a la sazón era muy pequeño se colocó en la cabeza la insignia del poder real y entonces uno de los magos y confidente del rey le dijo al Faraón: “Haz que muere ese niño si no quieres la ruina de Egipto”. El Faraón ya se disponía a complacer al cortesano cuando el ángel Gabriel, adoptando las apariencias de un alto dignatario del palacio se interpuso y dijo: “Señor, antes de que la sentencia sea ejecutada, averigüemos si el niño ha procedido con juicio. Pongámosle una perla (o una moneda) y un carbón encendido a fin de que él escoja”.

La disyuntiva era que si el niño elegía la perla, pronunciaba su sentencia de muerte; si escogía el carbón, quedaba absuelto. El primer movimiento de Moisés fue tomar la perla, pero el ángel Gabriel, que no se apartaba de su lado, cambio la dirección de la mano y le hizo tomar el carbón encendido y el pequeño se lo llevó a la boca quedando desde entonces tartamudo pero salvó su vida”.

Fue así-según el Midrash-que Aarón tuvo que hablar con Moisés, y de acuerdo a la orden divina, Aarón siempre lo acompañaría en su travesía por el desierto hasta que la muerte los separó.

Aarón o Ahrón -Harún en árabe-significa (en hebreo) alto, sublime, inspirado. Fue hijo de Amrán y Yojevet y era tres años mayor que su hermano Moisés. Aarón falleció a los 123 años, en el primer día del mes de Av de 2,487 -en el año 40 después de la salida de Egipto, en la cumbre del monte Hor en el sitio llamado Moseya, el pico más elevado de la Idumea, al oeste de la ciudad de Petra, donde se venera su sepulcro.

“Según algunos estudiosos, es indudable que Aarón estaba muy lejos de ser un hombre común ni de vulgares condiciones. Muy al contrario, todo indica a creer que le eran familiares los secretos de la ciencia egipcia, y que tenía gran facilidad de palabra y notable claridad de exposición… Sus palabras eran ‘gratas al pueblo’, anunciándole mejores tiempos y una existencia menos amarga que la de Egipto” (1), y el pueblo lo escuchaba con cariño.

El nombramiento de Aarón y los celos de los levitas.

Era tal la rectitud de Aarón, que D-os lo nombró Cohen Gadol (Sumo Sacerdote) al pie del monte Sinaí poco después de la salida de Egipto. Esta nueva dignidad que obtuvo Aarón y luego tendrían todos sus descendientes, causó celos en los miembros de la tribu de Levy y de las demás tribus quienes culpaban a Moisés de favoritismo.

Entonces D-os realizó un milagro que demostró claramente su elección y puso fin así a los reclamos, y que consistió en que las varas de los príncipes de las once tribus y la de Aarón se depositaron juntas por la noche en el tabernáculo y a la mañana siguiente se retiraron secas, menos la de Aarón, que según el Midrash, “estaba florecida con hojas, con capullos y almendras. Más aún, el Nombre de Cuatro Letras de D-os fue milagrosamente grabado sobre la vara de Aarón”.

Las ropas sacerdotales.

Según el Libro de Éxodo, la túnica de Aarón estaba adornada con dos ónices en los cuales se hallaban grabados los nombres de las doce tribus de Israel.

En cuanto al pectoral, lo formaban doce piedras preciosas colocadas en cuatro filas -cada una de ellas correspondía a una tribu-, que eran ornalina, topacio, esmeralda, rubí, zafiro, diamante, jacinto, ágata, amatista, crizolita, sarónico, jaspe. El traje y la consigna de Gran Sacerdote pasarían después de la muerte de Aarón a su hijo Eleazar y posteriormente a sus descendientes.

La nube que dirigía al pueblo en el desierto.

El Rabino Dr. Jacob Avigdor dice que el texto bíblico menciona “que después de, que Aarón habló a los judíos, éstos dirigieron su mirada hacia el desierto y la majestuosidad de D-os se mostró en la nube. Cuando los judíos caminaban por el desierto, una nube los acompañó constantemente. Una nube enmedio del desierto, no es manifestación natural. En el desierto no hay nubes. Pero esa nube que acompañó a los judíos permaneció con ellos día y noche… El pueblo de Israel había estado protegido por las Nubes de Gloria debido al mérito de Aarón; con su muerte, ellas desaparecieron”(2).

Momentos de debilidad de Aarón.

Ante la ausencia de Moisés, para ganar tiempo, o por el temor a que el pueblo se dispersara, o que él fuera asesinado e Israel se quedará sin líder mientras regresaba Moisés, Aarón se presentó a la creación del becerro de oro. En relación a este tema, un Midrash cuenta que era tal la integridad de Aarón, que él pensó que si el pueblo lo asesinaba, este crimen sería peor que el pecado de fabricar una imagen, ya que para éste si es posible la teshuvá (el arrepentimiento), lo cual no aplicaría quizás en el caso de homicidio.

Otro momento de debilidad de Aarón fue cuando juntó con su hermana Miriam murmuraron contra Moisés por haberse casado con una mujer Kushita a quien Miriam detestaba-después de la muerte de su esposa Séfora en el desierto.

D-os castigó severamente a Miriam pero los ruegos de Moisés atenuaron el castigo.

Castigo y muerte de Aarón.

D-os castigó a Moisés y a Aarón prohibiéndoles entrar con el pueblo a la Tierra Prometida cuando estuvieron juntos en el momento en que Moisés golpeó a la peña (roca) para que saliera agua, en vez de hablarle, como D-os le había ordenado, y el castigo también fue para Aarón a pesar de los grandes servicios que prestó y de su abnegación para liberar al pueblo judío.

¿Por qué -me pregunto- D-os decidió castigar a Aarón, quien en este caso actuó indirectamente y no cuando él participó en lo del becerro de oro ni cuando murmuró contra Moisés y la mujer kushita? Yo no tengo la respuesta, pero pienso que ello nos quiere transmitir una enseñanza muy importante: quedar callado o no hacer nada frente a una persona que está pronta a cometer una transgresión, es una falta de responsabilidad: es no impedir el castigo que esa persona seguramente recibirá por su mala acción.

Cuando D-os le anunció a Moisés la cercana muerte de Aarón, Moisés imploró a D-os el perdón para su hermano. D-os no se lo concedió pero comenta un Midrash que D-os le dijo: “Aarón no morirá por medio del Ángel de la Muerte… Yo mismo recogeré su alma” (Según el mismo Midrash, el Ángel de la Muerte no tuvo poder sobre Aarón ni sobre los siguientes tzadikim que fallecieron por un beso Divino: Abraham, Itzjak, Jacob, Moisés y Miriam, además de Aarón).

Aarón el Levita falleció en Hor Haber (la colina significa “montaña de una montaña”). El duelo por Aarón fue intenso, duró treinta días e incluyó a todo el pueblo: hombres, ancianos, mujeres y niños quienes lo sintieron como una gran pérdida familiar.

¿Por qué Aarón fue tan grandemente llorado?

La Biblia hebrea no habla mucho de Aarón; la tradición rabínica lo considera un hombre pacífico y virtuoso que poseía las cualidades de paz y condescendencia. Aarón disfrutaba de gran popularidad entre el pueblo porque amaba la paz y la perseguía a toda costa. Hay numerosos Midrashim que hablan del carácter de Aarón:

Mientras caminaba por el campamento, Aarón saludaba a cualquier judío que encontraba con una amplia sonrisa y cálidas palabras, aún si esa persona era un malvado. Inmediatamente, cualquiera que había cometido o estaba a punto de cometer un pecado, pensaba: “¿Por qué el Cohen Gadol, el más grande dignatario del pueblo de Israel me saluda?, obviamente que él piensa que yo soy un tzadik (justo)”. Avergonzado de que su verdadero carácter no estuviera de acuerdo con la imagen que Aarón percibía de él, esa persona resolvía mejorar su conducta.

Cuando Aarón oía que dos israelitas había peleado, visitaba a uno de ellos y le decía: “¿Sabías cuán apenado está tu anterior amigo de que él ya no se lleva bien contigo? Él se sentía en su casa golpeando su pecho con su puño y rasgando sus vestiduras, dolido por el disgusto entre ustedes dos, pero está demasiado avergonzado para decírtelo”. Luego visitaba a la otra persona y le contaba lo mismo. La siguiente vez que los dos se encontraron, se abrazaron, se besaron uno al otro y se reunieron nuevamente.

Si Aarón sabía de una fricción entre un marido y su esposa, no descansaba hasta que los había reconciliado. Si se le contaba acerca de dos partes que habían tenido una discusión, encontraba siempre la manera de resolver el conflicto.

Menciona un Midrash que a la muerte de Aarón “LOS CIELOS TAMBIÉN HICIERON DUELO. D-OS Y SUS HUESTES CELESTIALES ENSALZARON A AARÓN PROCLAMANDO: “LA TORÁ DE VERDAD ESTABA EN SU BOCA Y MALDAD NO ERA ENCONTRADA EN SUS LABIOS. ÉL CAMINABA CON D-OS EN PAZ Y RECTITUD. PORQUE LOS LABIOS DE AARÓN MANTENÍAN CONOCIMIENTO Y ELLOS BUSCABAN TORÁ DESDE SU BOCA, PORQUE ÉL ERA COMO UN ÁNGEL DEL SEÑOR DEL UNIVERSO”.

Aunque mentir está prohibido en la ley judía, utilizar “mentiritas blancas” para lograr el Shalom Bait”- la tan importante paz en el hogar-, entre esposos o amigos, tal como las usó Aarón Hacohen es permitido, pero siempre y cuando no dañen a ninguna persona.

Bibliografía:

(1) Diccionario enciclopédico hispanoamericano.

(2) Rabi Dr. Jaco Avigdor, Reflexiones sobre la Torá.

Otras fuentes; La Biblia hebrea, enciclopedia judaica castellana, Midrashim y otra.

Fuente: Kesher



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *