Según el Talmud ¿Cómo debemos interpretar nuestros sueños?

Según el Talmud ¿Cómo debemos interpretar nuestros sueños?

Enlace Judío México – Acaba de pasar Janucá, uno de los pasajes más leídos y referidos en esta fiesta son aquellos donde se nos narra la historia de Yosef. En esta trama el papel de los sueños, su desarrollo e interpretación es de suma importancia; ya que de ellos dependen el cambio de fortuna que tiene Yosef dos veces. ¿Cómo podemos entender estos pasajes? ¿Cuál es el papel que juegan los sueños en la vida de los hombres? ¿Podemos hacer predicciones en base a ellos? y ¿cómo debemos interpretarlos? Estas son algunas de las preguntas que rab. Shlomo Katz nos responde en su siguiente artículo.
La importancia de los Sueños rab. Shlomo Katz

Los sueños desempeñan un papel muy importante en las parashot (fragmentos de Torá) de las dos semanas pasadas. En la lectura pasada, el faraón le dice a Yosef (41:15): “Soñé un sueño, pero nadie puede interpretarlo.” Rav. Nosson Meir Watchfogel z”l pregunta: “¿A qué se refería el faraón con la frase de que ‘nadie puede interpretarlo’?” Se refiere a que los consejeros del faraón ofrecieron a su rey numerosas interpretaciones, nos dice Rashi.

Según rab. Watchgogel, la Guemara (Berajot 55b) nos enseña que el significado de un sueño depende de la interpretación que se le dé al mismo. Algunos sueños no son ni buenos ni malos; su materialización depende de su interpretación. Si una persona interpreta su sueño como una “profecía buena” ese bien puede realmente llegar a él. Por el otro lado, si interpreta el sueño como un “mal augurio”, ese mal puede caer sobre él.

En el caso del faraón, sus consejeros le ofrecieron numerosas interpretaciones a su sueño. Por ejemplo, sugirieron que sería el padre de siete hijas que después morirían. Sin embargo, el faraón no quería tener siete hijas que morirían y no quería las otras interpretaciones tampoco; por ello insistía que nadie era capaz de interpretar sus sueños.

Rab. Wachtfogel ahonda aún más: Cuando D-os provoca que una persona sueñe, le está dando a la persona materiales con los cuales la persona puede “construir” un futuro. Esa es la razón por la cual en ciertos rezos pedimos que un “mal” sueño se convierta en uno “bueno.” Uno no puede simplemente desear que un sueño se vaya, tal y como una persona teniendo las manos llenas de material de construcción no puede pretender que las tiene vacías. Los materiales deben ser usados para algo, bueno o malo, al igual que los sueños.

La Guemara nos enseña que una persona debe esperar un tiempo cercano a veintidós años para que un sueño se vuelva realidad. Ese fue el tiempo que Yosef espero antes de que sus hermanos se inclinarán frente a él. Tal y como un sueño puede ser comparado con materiales de construcción, también puede ser comparado con una semilla. Sabemos que al plantar semillas una persona debe esperar a que germinen (Kovetz Sijot II).

Fuente: torah.org – Enlace Judío

Leave a Comment