¿Qué bendiciones decimos al viajar?

¿Qué bendiciones decimos al viajar?

Los judíos a lo largo de la historia hemos vivido en numerosos sitios, desde Europa, América y Medio Oriente hasta Asia, África y Oceanía. Hemos viajado a todos lados, ya sea para conectarnos con ciudades internacionalistas que guardan los centros de nuestra cultura, para adquirir mercancía o en busca de mejores condiciones de vida. En todas las tierras hemos construido nuestra casa y de todas ellas nos hemos tenido que ir. El viaje estará siempre en nuestra historia y probablemente en nuestra forma de vida. Sin embargo, como todo en el judaísmo también el viaje tiene ciertas reglas. Hay cosas que debemos hacer al viajar y eventualidades que se presentan por la naturaleza de la vida religiosa. A continuación hablamos sobre los momentos en que no se deben viajar y las bendiciones que se dicen dentro del viaje. Esperamos les gusten.

¿Cuándo viajar?

Lo primero que uno debe considerar antes de emprender un viaje es que según la ley judía no se puede viajar en todo momento, depende de la situación personal de cada individuo, la etapa de la vida en la que se encuentra y las razones por las que viaja. Por ejemplo, un deudo que perdió a alguno de sus padres no puede realizar viajes de placer en el primer año de luto. Tampoco lo pueden hacer el primer mes las personas que perdieron a un conyugue, un hijo o un hermano.

En el primer año de casados los hombres no pueden viajar en la noche sin el consentimiento de sus esposas y en cualquier momento del matrimonio el hombre debe considerar las necesidades emocionales de su esposa antes de realizar o planear el viaje. A menos que dicho viaje sea indispensable para realizar una mitzvá (mandato divino).

Está prohibido viajar durante Shabat y Yom Tov. Sin embargo si se puede viajar antes de que empiece la festividad y una vez que haya concluido. No se considera que viajeaste si no te vajas del vehículo que te transporto, las personas que viajan en un barco o crucero que navega durante el Shabat o hace puerto en este día, no se bajan del durante el Shabat y de esta forma se considera que cumplieron con la mitzvá (mandato).

Bendiciones

Hay ciertas berajot (bendiciones) que uno debe hacer antes de viajar o durante su viaje las tres más conocidas son: Tfilat HaDerej (Bendición del Viajero), Birkat Hagomel (Bendición de la Salvación) y Ose Bereshit (Bendición de la Creación).

La primera la decimos para protegernos en el camino. En ella le pedimos a D-os que nos proteja en el camino tanto de infortunios, de ladrones, bestias salvajes y castigos. Le pedimos nos ayude a viajar con paz y regresar con paz y le agradecemos por escuchar nuestras plegarias. Esta enunciada en una forma bella y poética. Se debe decir cada vez que uno deja la ciudad para viajar hacia otro destino. Solo se dice una vez al día, y se debe hacer al salir de los confines de la ciudad antes de entrar a la siguiente.

La segunda bendición (Birkat HaGomel) la decimos cada vez que nos encontramos frente a una situación que puso en riesgo nuestra integridad física o nuestra vida. También la decimos al concluir un viaje largo, al haber tomado un avión o un barco. En ella le agradecemos a D-os danos cosas buenas aunque seamos culpables.

La última bendición (Ose Bereshit) se dice cada vez que encontramos un escenario o un fenómeno natural hermoso. En ella agradecemos a D-os por haber hecho la Creación. Había rabinos que recomendaban viajar sólo para decir esta bendición y tomar conciencia de la grandeza de D-os y lo maravillosa que es Su Creación.

Enlace Judio  

Leave a Comment