¿Por qué la Biblia llama a Abraham “El Hebreo”?

¿Por qué la Biblia llama a Abraham “El Hebreo”?

Armado de confianza sobre la existencia de Dios, Abraham no sólo cambió su propia vida, sino que también promulgó este nuevo entendimiento al mundo entero. Llevaba huéspedes a su tienda, la cual estaba abierta en sus cuatro lados y estaba erigida en medio de una autopista interurbana Abraham también escribió un libro de 400 capítulos refutando la idolatría . Además, toleró todo tipo de bromas y persecuciones por tener creencias que eran “políticamente incorrectas” por decir lo menos

 

De hecho, la Torá lo llama Abraham haivrí  (Abraham el hebreo). Haivrí se traduce literalmente como ‘quien se para del otro lado’. Todo el mundo estaba de un lado mientras que Abraham se mantuvo firme en el otro .

 

De acuerdo al Midrash

Nimrod, que era el líder más poderoso de su tiempo, fue quien se vio más amenazado por las ideas de Abraham sobre un Dios supremo. Por lo tanto Nimrod arrojó a Abraham a un horno candente, diciendo: “Veamos si tu Dios te salva ahora”. Abraham salió del horno intacto. Dios lo salvó milagrosamente. Luego, Abraham dejó el país seguido de un gran grupo de estudiantes a quienes les había revelado la sublime idea del monoteísmo

 

Estos relatos del Midrash forman los cimientos de la esencia del pueblo judío. ¿Por qué no aparece todo esto en el texto de la Torá?

 

La respuesta yace en la dicotomía de la idea de una elección. Si Dios nos elige por una razón en particular, entonces si cambiara la razón pasaríamos a ser “no elegidos”. De la misma forma, si nosotros elegimos a Dios, también podríamos echarnos atrás. Esto haría que la relación entre Dios y el pueblo judío fuese un mero contrato que podría ser anulado en cualquier momento en lugar de ser un pacto inmutable.

 

Pero el pueblo judío habría de ser la nación eterna, como le dijo Dios a Abraham: “Estableceré Mi pacto contigo y tus descendientes por todas las generaciones, un pacto eterno, para ser tu Dios y el Dios de tus descendientes después de ti” (Génesis 17:7).

 

Si escribiera un contrato y excluyera ciertas condiciones que fueron consensuadas oralmente en el pasado causaría que el acuerdo fuera independiente de las mismas. Por lo tanto es verdad que Dios eligió a Abraham gracias a su percepción y dedicación; sin embargo, al no relatar las razones de la elección en la narrativa de la Torá y sólo revelarlas en la Torá Oral, el acuerdo sustituye esas condiciones y se vuelve inmutable e inalterable. Por eso Dios comienza la historia del pueblo judío sin una introducción: tenemos un pacto con Dios que no tiene condiciones previas, por lo que nada puede romperlo.

 

Aish Latino

Leave a Comment