La interpretación de la canción Shalom alejem más tierna que escucharas.

 

La interpretación de la canción Shalom alejem más tierna que escucharas

 

 

Shalom Alejem – Guía paso a paso

Dándoles la bienvenida a los ángeles antes de comenzar la cena del viernes.

por Lori Palatnik

 

La mesa está servida con la vajilla de porcelana, los vasos de cristal y los utensilios de plata (tratándose de Shabat, nada se reserva para una ocasión especial, ya que ¡Shabat es la ocasión más especial!). Los que fueron a la sinagoga ya volvieron, y el salón se llena con los cálidos saludos de Shabat Shalom. Todos son invitados a la mesa, mientras comenzamos la cena con una canción.

 

¡Shalom Alejem! – el saludo que se utiliza tradicionalmente cuando dos judíos se encuentran, también es el nombre de la canción con la que comienza la cena del viernes. Shalom Alejem – que la paz esté con ustedes.

 

Shalom… paz… viene de la palabra hebrea shalem, que significa completo.

 

En el nivel más básico, al cantar esta canción, le estamos pidiendo a Dios que bendiga nuestro hogar con paz, que no haya conflictos entre amigos ni familiares, especialmente en Shabat.

 

El Talmud dice que cuando una persona vuelve a casa desde la sinagoga el viernes a la noche, es acompañada por dos ángeles, uno bueno y uno malo. Si la mesa está bellamente preparada y hay una atmósfera de paz en la casa, el ángel bueno dice: que así sea la próxima semana, y el ángel malo está forzado a decir, ¡Amén, que así sea! Pero si la casa es un desorden (tanto físico como emocional), el ángel malo dice, que así sea la próxima semana, y el ángel bueno está forzado a decir ¡Amén!

 

Sin embargo, en otro nivel, estamos pidiendo completitud: sentir realmente que no nos falta nada – sentir que en Shabat el mundo está completo. Nos sobrecogemos ante esta revelación. Nuestro trabajo de la semana está terminado.

 

El único trabajo que hay para hacer ahora es el de Shabat, que es mucho más profundo, y a menudo también mucho más difícil de realizar: consiste en trabajar en uno mismo, en la completitud real, en convertirnos en la persona que podemos ser.

 

En Shabat dejamos de estar divididos. Durante la semana hay un tú que trabaja, un tú familiar, el tú del día a día. Pero en Shabat estás enfocado, todo está en armonía: la familia, el estudio, la alegría por la vida…

 

¡Shalom Alejem!

 

Se acostumbra cantar tres veces cada verso:

 

 

 

La paz sea con vosotros, ángeles guardianes, ángeles del Altísimo,

del Rey de reyes, el Santo, Bendito es.

 

Arribad en paz, ángeles de la paz, ángeles del Altísimo,

del Rey de reyes, el Santo, Bendito es.

 

Bendecidme con paz, ángeles de la paz, ángeles del Altísimo,

del Rey de reyes, el Santo, Bendito es.

 

Partid en paz, ángeles de la paz, ángeles del Altísimo,

del Rey de reyes, el Santo, Bendito es.

 

Fuente: Aish Latino

Leave a Comment