Cuando los judíos regresaron a Tierra Santa encontraron un desierto desolado y lo convirtieron en un gran país.

 

Los judíos llegaron a un desierto abandonado y despoblado;  y lo convirtieron en el país que hoy conocemos.

 

Muchos conocemos la historia de cómo un desierto y una tierra abandonada, despoblada, se convirtió en el país que hoy en día conocemos. En el único lugar al cual los judíos de todo el mundo pueden recurrir en momentos de persecución; en el único espacio que nos brinda seguridad frente a la diáspora, frente a los tiranos, frente al mundo que te empuja.

 

Israel hoy en día es un oasis para el judío que no tiene que comer, para el inmigrante que huye de una guerra y para el científico que busca superarse. Sin embargo, no siempre fue así. Durante mucho tiempo en la tierra que hoy habitamos no había nada. Se encontraba sola, árida, llena de peligros y sin condiciones para que la vida humana prosperara.

 

Fueron los primeros judíos que emigraron a finales del s. XIX y principios del XX, quienes huyendo de los países que los perseguían por ser judíos los que pusieron las primeras piedras, los que sembraron los primeros campos, los que decidieron defenderse.

 

Hoy gracias a ellos tenemos un país, la seguridad del pueblo judío y la prosperidad de nuestros hijos se los debemos a ellos. Por eso para celebrar este Yom Haatzmaut queremos mostrarles las fotos de los primeros habitantes israelíes, y su historia de cómo hicieron del desierto un país.

Michael B Kelley. Fotos de tiempos dramáticos.

 

La tierra de Israel (“Eretz Israel”) como idea y realidad ha sida sagrada desde tiempos bíblicos. Varios gobiernos, como el imperio persa, el impero romano, el califato omeya y el imperio otomano, conquistaron esta tierra en búsqueda de sus beneficios. Sin embargo, no fue sino hasta finales de la Primera Guerra Mundial, en 1920, que esta zona empezó a ser llamada con el nombre de Mandato de Palestina bajo el gobierno inglés.

 

Aunque existían asentamientos judíos que habían prevalecido desde tiempos biblícos en la zona, las primeras inmigraciones de judíos que sucedieron en la época moderna empezaron en 1881. Mientras que el movimiento sionista, el cual buscaba establecer un estado judío empezó hasta 1887 con la Organización Sionista Global.

 

El 15 de mayo de 1948 Israel obtuvo reconocimiento internacional como país independiente.

 

3 de noviembre 1938. Colonos en sus puestos de guardia en Kibbutz Givat Brenner.

Durante la Segunda Guerra Mundial, en 1944, el gobierno de Palestina abrió campos de refugiados para recibir a los migrantes judíos que huían de la persecución nazi. En tan sólo 2 años más de 100,000 personas llegaron a esta tierra. La siguiente foto fue tomada 1945 en el puerto Jaifa, a dos jóvenes que acaban de ser rescatados de Auschwitz

1 de diciembre de 1947, Ra’ana. Familias cuidando a menores en el campo de inmigrantes.

Desde las primeras migraciones los colonos empiezan a construir kibutzim y granjas comunitarias.

Octubre 31 1946 Kibbutz Dovrat

 

 

Desierto del Negev, 30 de septiembre 1946. Kibbutz Urim

 

Poco a poco y con trabajo las comunidades empezaron a tomar forma y florecer. Como la que vemos aquí en Tel Aviv. Esta foto fue tomada el 1° de julio de 1946 a unos niños que jugaban juntos.

El gobierno inglés decide limitar la inmigración judía a Palestina, lo que ocasiona que se empiece a buscar la independencia del estado judío.

3 octubre 1947, puerto de Jaifa. Tropas inglesas prohiben la entrada a un barco cargado de inmigrantes

 

29 de noviembre 1947 la ONU propone un plan para la realización de dos estados en la tierra de palestina: uno árabe y otro judío. En esta foto se muestra un grupo de residentes celebrando la resolución de la ONU en Tel Aviv.

Al día siguiente, los estados árabes declararon la guerra al recién formado estado de Israel. Inició un conflicto armado que continuaría hasta 1949.

Para 1948 la Haganá, la institución que precedería a las tropas de defensa israelíes ya había logrado manejar la situación.

El 14 de mayo de 1948 un día previo al fin del mandato británico en Palestina, David Ben-Gurión, futuro Primer Ministro de Israel, declara el establecimiento de un estado judío en la tierra de Israel.

Mientras la guerra continuaba y los conflictos políticos no cesaban, Israel siguió recibiendo miles de inmigrantes a lo largo del mundo. Muchos de ellos vivían en tiendas y en condiciones bastante humildes, sin embargo, el sentimiento de compañerismo y alegría se mantenía.

Barracas, Jaifa, julio 1949. Campo de inmigrantes

Así se veía desde las alturas el estado recién formado.

1° diciembre, Beit Lid, Israel.

Para 1949, su población se había multiplicado y ya alcanzaba 1,174,000 habitantes. La construcción de asentamientos fue la prioridad durante ese tiempo para los israelíes.

Asentamiento en Kfar, Abad, Tel Aviv.

 

¡Más de medio siglo después Israel se ve así!

Leave a Comment