Corea del Norte exigió a Corea del Sur que no haga maniobras militares con Estados Unidos

Corea del Norte exigió a Corea del Sur que no haga maniobras militares con Estados Unidos

Corea del Norte se niega a hablar de desnuclearización, pero le exige al Sur que no haga maniobras militares con EEUU

Pese a sus constantes ensayos con misiles de largo alcance y su retórica bélica, Pyongyang consideró que los ejercicios conjuntos en la península coreana “son el factor principal” que eleva el riesgo de guerra

 

Después de incrementar sensiblemente su desarrollo nuclear en pos de lograr un arma que le permita alcanzar a los Estados Unidos, el régimen de Kim Jong-un instó a Corea del Sur a que abandone sus maniobras militares con Washington.

 

A pesar de sus constantes pruebas de armas nucleares, cada vez con mayor alcance y más comprometedoras para todo el mundo —especialmente para los Estados Unidos y sus vecinos de Corea del Sur, China y Japón—, el régimen considera que los ejercicios conjuntos de militares surcoreanos y de los EEUU son “el factor principal” que alimenta la tensión en la península.

 

“Si las autoridades surcoreanas realmente quieren distensión y paz, deberían detener todo tipo de acciones militares”, dijo el principal diario norcoreano Rodong Sinmun en un artículo en el que afirma que las maniobras son el principal foco de tensión y están llevando a Corea “a una fase peligrosa en la que la situación puede ser impredecible”.

 

La petición de Pyongyang es uno de los reclamos permanentes del régimen a Seúl y es previsible que vuelvan a ponerse encima de la mesa cuando ambos países retomen las conversaciones militares bajo el acuerdo alcanzado en su histórica reunión del martes, y cuyas fechas Seúl tiene previsto anunciar esta semana.

Para la dictadura comunista, sus frecuentes ensayos misilísticos y nucleares no son la principal fuente de tensión

 

La demanda de Corea del Norte llega, además, pocos días después de que Seúl y Washington acordaran retrasar sus maniobras militares anuales hasta después de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, el pretexto que ha desatado un momento conciliador entre ambas Coreas.

 

“Antes que nada, debemos aliviar las graves tensiones militares entre Norte y Sur y preparar un entorno pacífico en la península”, expuso el líder norcoreano, Kim Jong-un, en el artículo del Rodong.

 

El diario estatal norcoreano insiste en que “la tensión militar conduce a un círculo vicioso de confrontación” e insiste en que su supresión “y la eliminación del riesgo de guerra en la península de Corea es una cuestión importante para la unificación de las personas y la reunificación del país”, que han de realizar sin intervención.

 

En este sentido, el Rodong arremete contra los Estados Unidos, del que asegura que “está constantemente agravando” la situación con el objetivo de lograr “su ambición de supremacía mundial”.

 

INFOBAE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *