Israel se prepara para llevar trabajos de restauración a sitios arqueológicos en Jerusalén a pesar de las amenazas y la oposición de los árabes.

Israel se prepara para llevar trabajos de restauración a sitios arqueológicos a pesar de las amenazas y la oposición   de los  árabes.

 

Polémico plan arqueológico para la Ciudad Vieja de Jerusalén

 

La ministra de Cultura, Miri Regev, ordenó a la Autoridad de Antigüedades de Israel poner en marcha planes para emprender una restauración arqueológica de gran alcance de muchos sitios históricos de Jerusalén, en un intento por fortalecer los lazos judíos con la Ciudad Vieja. Si el plan se aprueba, sin embargo, puede provocar una amplia condena en el mundo árabe.

A diferencia de las excavaciones previas en la capital de Israel que se enfocaron más en el descubrimiento y rescate de los sitios con posibles ruinas, el plan actual trata del trabajo para descubrir, preservar y desarrollar la Ciudad Vieja de Jerusalén desde la región de Har Etzion hasta la Ciudad de David. El proyecto, sin embargo, excluye el complejo del Monte del Templo, donde no se planean excavaciones.

El plan constituye una iniciativa histórica, ya que marca la primera vez que una agencia gubernamental israelí realiza excavaciones en la Ciudad Vieja. Se estima que el plan costará 250 millones de shekels (aproximadamente 70 millones de dólares).

Los documentos internos de la Autoridad de Antigüedades de Israel obtenidos por el periódico Yedioth Ahronoth presentan el Proyecto Shalem, el nombre del plan quinquenal. La decisión original del gobierno de seguir adelante con el plan en principio se tomó en mayo pasado, cuando el gabinete se reunió en los túneles de la Muralla Occidental de la Ciudad Vieja en el Día de Jerusalén.

En su decisión original, el gobierno estableció un plazo de 60 días para que la Autoridad de Antigüedades de Israel presente un plan detallado para realizar renovaciones de trabajos arqueológicos.

La ministra Regev también ha pedido al primer ministro, Biniamín Netanyahu, que saque el proyecto de las reservas presupuestarias, que se asignarán en las próximas semanas. El Ministerio de Cultura, por su parte, proporcionó 10 millones de shekels de su propio presupuesto para que las obras puedan comenzar.

Entre los sitios que se desarrollarán como parte del proyecto se encuentran la fuente de Shilo (Siloam), la fortaleza de Gihón, la escalada en terraza desde la ciudad de David hasta el Monte del Templo, el estacionamiento de Givati, la plaza de Tanners, los fundamentos del Muro Occidental debajo del Arco de Robinson, la Puerta Triple del Sur del Muro y otros lugares. Las obras están destinadas a preservar, reconstruir y desarrollar los sitios, así como a hacerlos más accesibles para los visitantes.

“La inmensa importancia de las excavaciones arqueológicas que tienen lugar en Jerusalén no puede ser cuestionada. Las excavaciones están descubriendo las profundas raíces que tenemos en nuestra tierra”, dijo Israel Hasson, presidente de la Autoridad de Antigüedades de Israel, en una carta a Regev.

La propia Regev declaró que el deseo de fortalecer los lazos judíos con la ciudad está en el corazón de la iniciativa. “Incluso si (el presidente de la Autoridad Palestina) Mahmoud Abbás hiciera un esfuerzo para cavar cientos de metros en el suelo, no encontrará una sola moneda palestina de hace 2.000 o 3.000 años”, explicó.

“Este proyecto nacional es importante tanto a nivel de relaciones públicas como a nivel turístico. La realidad descubierta cuando se excavó en Jerusalén vale más que mil palabras, y es la mejor respuesta para quienes niegan nuestros vínculos con Jerusalén.”

 

Fuente: Aurora Israel

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *