Judío sobreviviente agradece a Ecuador por salvarle la vida a su familia.

 

 

El judío sobreviviente del Holocausto, Jules Samson y la canciller María Fernanda Espinosa (c), en Jerusalén. Cortesía

 

Un judío sobreviviente del Holocausto agradeció ayer personalmente a la canciller María Fernanda Espinosa, el que un cónsul de su país en Suecia permitiera que su familia escapara de la persecución nazi y de una muerte segura en el campo de concentración y exterminio de Auschwitz.

 

Así se lo expresó en un acto de reconocimiento celebrado en Jerusalén y al que asistió Espinosa antes de desplazarse hoy a territorio palestino, en su visita oficial a Oriente Medio.

El sobreviviente, Jules Samson, tenía apenas dos años en 1942 cuando las gestiones del entonces cónsul general de Ecuador en Estocolmo, Antonio Muñoz Borrero, permitieron a sus parientes escapar de las garras del nazismo, refiere un comunicado oficial emitido por la Cancillería en Quito.

Antonio Muñoz Borrero tramitó el pasaporte ecuatoriano número 179, el 27 de enero de 1942, con el que logró salvar cuatro vidas: la del pequeño Jules, la de su hermana y sus padres.

Abuelo de seis nietos, Samson precisó que, con su heroico acto, el diplomático ecuatoriano no solo salvó a los que otorgó los documentos, “sino a sus futuros hijos y nietos también”.

 

En el marco de su agenda, la Canciller se reunió ayer con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para tratar la intensificación de la cooperación entre los dos países en asuntos como la tecnología, la agricultura y el agua.

El jefe del Gobierno israelí puso el acento en las demandas de Israel para alcanzar “una verdadera paz con los palestinos”. (I)

 

Fuente:  EFE.

 

El judío sobreviviente del Holocausto, Jules Samson y la canciller María Fernanda Espinosa (c), en Jerusalén. Cortesía

 

Un judío sobreviviente del Holocausto agradeció ayer personalmente a la canciller María Fernanda Espinosa, el que un cónsul de su país en Suecia permitiera que su familia escapara de la persecución nazi y de una muerte segura en el campo de concentración y exterminio de Auschwitz.

 

Así se lo expresó en un acto de reconocimiento celebrado en Jerusalén y al que asistió Espinosa antes de desplazarse hoy a territorio palestino, en su visita oficial a Oriente Medio.

El sobreviviente, Jules Samson, tenía apenas dos años en 1942 cuando las gestiones del entonces cónsul general de Ecuador en Estocolmo, Antonio Muñoz Borrero, permitieron a sus parientes escapar de las garras del nazismo, refiere un comunicado oficial emitido por la Cancillería en Quito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *